La sonda espacial ya mandó los primeros datos sobre 67P/Churyumov-Gerasimenko, dando como resultado el retrato más detallado de un cometa que se ha conseguido nunca.

Hace tan sólo unos cuantos años los astrónomos consideraban a los cometas como enormes bolas de roca y hielo. Después de seis meses alrededor de 67P/Churyumov-Gerasimenko, la sonda no tripulada Rosetta y el robot explorador Philae tienen pruebas de que estos astros son más complejos de lo que se pensaba.

Lo anterior se desprende de la información que dio a conocer la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) en un número especial de la revista Science que salió la semana pasada dedicado completamente a la misión Rosetta. A lo largo de seis extensos artículos, los responsables de los instrumentos de la sonda hablan a detalle de la densidad, composición y actividad de 67P/Churiumov-Guerasimenko.

67P ha sido dividido en regiones, cada una bautizada en honor a un dios egipcio
67P ha sido dividido en regiones, cada una bautizada en honor a un dios egipcio

En el retrato que se hace del cometa nos indica que, a pesar de que 67P tiene cuatro kilómetros de diámetro y pesa 10,000 millones de toneladas, es menos denso que el corcho o la madera, es decir, flotaría en el mar como un iceberg. El cometa es muy poroso y su interior está vacío en un 80%, como si fuera una piedra pómez. Los especialistas indican que gracias a Rosetta, se ha conseguido medir la densidad de un cometa de forma directa por primera vez.

Además, gracias a más de 15,000 fotografías tomadas por Rosetta y Philae, se ha podido clasificar todos los terrenos que hay en la superficie del 67P. Así, ahora sabemos que el cometa cuenta con grandes extensiones de polvo con dunas, similares a los desiertos terrestres; zonas con cráteres y también partes más abruptas que recuerdan a zonas volcánicas, incluyendo al acantilado más grande de 67P, bautizado como Hathor (los especialistas han dividido a 67P en 19 regiones, cada una bautizada en honor a algún dios egipcio), que tiene una extensión de 900 metros. Los científicos sostienen que, gracias a lo reducido de la gravedad del cometa, una persona podría saltar desde la orilla del acantilado y sobrevivir.

La grieta que atraviesa el "cuello" del cometa
La grieta que atraviesa el “cuello” del cometa

Con respecto a la peculiar forma de “pato de goma” del cometa, los especialistas piensan que la cabeza y el cuerpo son en realidad dos cometas que chocaron y quedaron unidos, aunque no están seguros. Además han descubierto una enorme grieta “que recorre el cuello del pato como si fuera un collarín”, de acuerdo con uno de los artículos. Los nuevos datos confirman que esta zona del cuello es la más activa, es decir, donde la luz del Sol está provocando una mayor profusión de vapor de agua y otros gases.

Actualmente el cometa está acercándose hacia su punto de órbita más cercano al Sol, por lo que Rosetta será la primera nave humana que presencie cómo la actividad en el cometa se disparará a medida que aumenta su temperatura, con continuos chorros de gas.

Los responsables de la misión también esperan que Philae, el módulo que aterrizó en el cometa en noviembre, vuelva a activarse este año entre mayo y junio.

cometa-67pgru

vía Gizmag

fuente Science

temas