El ganador de este año ayudó a desentrañar el sistema de reciclaje del cuerpo.

En la madrugada de hoy, el cuestionado comité del Instituto Karolinska anunció que el japonés Yoshinori Ohsumi ha sido el ganador  del premio Nobel de Medicina 2016.

Ohsumi fue galardonado por ser el responsable del descubrimiento de los mecanismos de la autofagia, es decir, el sistema de reciclaje del organismo. A pesar de que el concepto se conocía desde la década de los años cincuenta, y se relacionaba con una característica de las células, que les permitía destruir sus propios contenidos, fue hasta los años noventa cuando Ohsumi realizó una serie de experimentos que nos permitieron conocer a detalle los secretos del proceso.

Yoshinori Ohsumi
Yoshinori Ohsumi

El investigador realizó una serie de experimentos con levaduras de pan, gracias a éstos pudo identificar los genes de la autofagia. Posteriormente el japonés observó que las células humanas usaban un sistema muy similar al de la levadura. Desde entonces, la comunidad científica ha detectado que las mutaciones en los genes de la autofagia pueden provocar enfermedades. También que el propio proceso de autofagia está implicado en varios trastornos, incluyendo el cáncer y el párkinson, además de participar en la respuesta a las infecciones y en la adaptación a la falta de alimento.

“Los descubrimientos de Ohsumi condujeron a un nuevo paradigma en nuestra comprensión sobre cómo la célula recicla su contenido” indicó el comité del Instituto Karolinska al dar a conocer el ganador del premio.

Las células emplean la autofagia para obtener energía y materiales de manera rápida en caso de inanición o situaciones de estrés. En infecciones, las células también utilizan la autofagia para eliminar bacterias o virus invasores. El mecanismo sirve a su vez como sistema de control de calidad para deshacerse de proteínas u orgánulos defectuosos, que van surgiendo de manera natural con el envejecimiento.

fuente Noble Prize

temas