El paciente perdió su miembro por culpa del cáncer.

Thomas Manning, un empleado bancario de Massachusetts, sufrió la amputación del 80 % de su pene por complicaciones de un cáncer que lo aquejaba. Después de un largo proceso de 3 años de preparación, la semana pasada fue intervenido en el Hospital General de Massachusetts en una operación quirúrgica experimental que se prolongó durante 15 horas.

La operación tenía como objetivo implantarle un nuevo pene a Manning, y forma parte de un programa de investigación cuyo objetivo es ayudar a los veteranos de guerra con lesiones graves en la pelvis.

Dicken Ko y Curtis L. Cetrulo
Dicken Ko y Curtis L. Cetrulo

Dicken Ko y Curtis L. Cetrulo, los cirujanos que dirigieron la operación, sostienen que el paciente podría volver a orinar de manera normal dentro de pocas semanas y recuperará la función sexual en meses. Además, tendrá que tomar medicamentos que impidan el rechazo de su nuevo miembro, por el resto de su vida.

Manning indicó que aceptó dar la cara ante los medios para dar esperanzas a los pacientes con algún tipo de cáncer genital. Ko y Cetrulo indicaron que ya tienen a su siguiente paciente, un hombre que sufrió quemaduras graves en su área pélvica.

manning-pene
Thomas Manning

A nivel mundial solo se han reportado otros dos trasplantes de pene exitosos: uno en China en 2006 (que tuvo que extirparse por un rechazo psicológico del paciente) y otro en Sudáfrica en 2014, en ese caso el receptor logró tener un hijo después de la operación. En Estados Unidos se intentó uno el año pasado, pero no prosperó.

fuente The New York Times

temas