Lo operan y un error de sus médicos provoca que se trague sus dientes postizos

El hombre de 72 años sufrió un martirio después de que sus médicos olvidaran quitarle su dentadura postiza.
(Foto: BMJ / SWNS)

Las historias de negligencia médica pueden ser más terroríficas que cualquier película de miedo y un verdadero calvario para quienes las protagonizan. Cuando un hombre de 72 años de edad originario de Inglaterra, acudió al médico para que extrajeran un bulto benigno del interior de su pecho algo malo ocurrió: sus doctores olvidaron quitarle su dentadura postiza que se encontraba, nada más y nada menos, en su garganta provocándole severas complicaciones respiratorias y sangrados bocales.

También te recomendamos: Encuentran garrapata en el globo ocular de este hombre

La salud de este hombre fue descrita en un informe publicado en BMJ Case Reports como buena. Nunca ha fumado y el único padecimiento que había presentado en su historial médico es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Entonces, lo único que sus doctores debían haber realizado era extraer ese inofensivo bulto de su caja toraxica sin ninguna otra complicación. Y lo hicieron. Y aparentemente se trató de una cirugía exitosa. Hasta que, después de seis días, el sujeto tuvo que ir a la sala de urgencias al no poder ni siquiera tragar un solo alimento. Pero la historia no termina aquí, se pone mucho peor.

Al llegar a urgencias, los médicos no notaron nada extraño en su condición y simplemente sospecharon que sus síntomas eran el resultado de una infección respiratoria con una mezcla de posibles efectos secundarios tras ser intubado durante su operación. Fue dado de alta y le recetaron (vaya broma) enjuague bucal con diflam, además de otros antibióticos y medicamentos por cinco días. Dos días después tuvo que volverse a presentar al médico, pero ahora en un estado mucho más crítico. Ni siquiera había podido ingerir un solo medicamento que le fue recomendado y esta vez, de nuevo, erróneamente los médicos asumieron que posiblemente había desarrollado una neumonía grave.

(Foto: BMJ / SWNS)

El hombre tuvo que asistir con otros especialistas que decidieron observar al interior de su garganta y fue entonces cuando descubrieron, después de una serie de radiografías, que tenía entre sus cuerdas vocales un objeto semicircular de metal. “El objeto estaba presionado contra la epiglotis y había causado eritema e hinchazón con evidencia de erosión que probablemente fue la causa de la hemoptisis”, detalla el informe, y fue en ese momento cuando el paciente también recordó que, extrañamente, ocho días antes después de su cirugía había perdido su dentadura postiza. Le fue retirada, obviamente.

Sin embargo, su martirio se extendió por mucho más tiempo con varios ciclos de sangrado que incluso, le hicieron necesitar varias transfusiones de sangre y otra serie de cirugías para cauterizar las heridas.

Todo esto, de acuerdo con Harriet Cunniffe, especialista en laringología del Hospital James Paget, que escribió este extenso y triste informe, hay una moraleja: “escuchen la historia del paciente y no se distraigan con los resultados de las investigaciones”, dijo.

“La presencia de prótesis dentales debe quedar claramente documentada antes y después de cualquier procedimiento, y todos los miembros del equipo de la sala de operaciones deben conocer el plan perioperatorio”, explicó.

No es la primera vez que una persona se traga su dentadura postiza durante una operación. Tristemente, de acuerdo con Cunniffe, durante un lapso de 15 años se han encontrado al menos 83 casos. Recuerda desde ahora no llevar al médico tus dientes postizos.