Un nuevo informe de la ONU sostiene que todos los intentos por detener la emisión del efecto invernadero han resultando inútiles.

The New York Times filtró un borrador de un supuesto informe interno de la ONU en el que se informa que todos los esfuerzos realizados por los distintos gobiernos del mundo para limitar la emisión de los gases que provocan el efecto invernadero han fracasado, en gran parte por no ser suficientemente adecuados. De acuerdo con el documento, de mantenerse la situación actual, nuestro planeta está en riesgo de que ocurran “graves impactos ecológicos, generalizados e irreversibles”, lo que ya no se puede detener son los efectos del deterioro ambiental actual.

La investigación, elaborada por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático –que periódicamente presentan un informe relacionado con el tema-, sostiene que prácticamente ningún gobierno ha realizado las acciones necesarias para detener la emisión de gases de efecto invernadero. Los expertos afirman que actualmente nos estamos acercando peligrosamente a alcanzar una temperatura global que afectará, de manera irreversible, a la capa de hielo que cubre Groenlandia.

De ocurrir este hecho es altamente probable que el nivel del mar en todo el mundo aumente hasta en 7 metros, trayendo consigo nuevos y más perturbadores efectos climático globales, incluyendo enormes golpes de calor y lluvias torrenciales.

Groenlandia-agua-02
Los hielos de Groenlandia cada vez se ven más afectados

A pesar de que se señala que, de inicio, el cambio climático podría limitarse solamente a un aumento de la temperatura global en 3.6 grados Fahrenheit, si se demoran las políticas públicas que busquen limitar a las industrias que ayudan a provocar indirectamente el efecto invernadero, el deterioro ambiental aumentará y comenzará a afectar aspectos de índole económico; sobre todo lo relacionado con la industria alimentaria, que verá afectados los periodos de cosecha.

El documento también dedica un espacio para señalar que han aumentado los esfuerzos de algunos gobernantes por combatir el cambio climático, destacando las administraciones locales y regionales, como las de California y Nueva York. Sin embargo, estos son tan casos escasos y poco significativos, que no representan demasiado impacto, debido a que provienen de naciones del primer mundo, mientras que las mayores emisiones se producen en países de tercer mundo, donde se han trasladado y concentrando las industrias emisoras de gases.

Finalmente, el informe avisa de que es necesario que los gobiernos del mundo tomen una actitud más enérgica y se adopte una acuerdo global de amplio alcance en contra del efecto invernadero, si es que se quiere evitar que el cambio climático –al que señalan como un hecho inevitable– sea catastrófico. Y es que según la ONU ahora debemos enfocarnos a que el impacto se limite a ser simplemente “menos malo”, debido a que ya es demasiado tarde para evitar impactos climáticos a gran escala.

vía The Verge

fuente The New York Times

temas