La Academia otorgó la presea a tres científicos que trabajaron alterando enzimas y bacteriófagos.

El premio Nobel de Química 2018 fue entregado a tres científicos que utilizaron el principio de evolución para producir nuevos compuestos químicos. Lo más interesante es que la mitad del premio pertenece a la profesora Frances Arnold, quien realizó la primera evolución dirigida de las enzimas –proteínas que aceleran las reacciones químicas.

La otra mitad del premio será dividida entre el profesor George Smith y el profesor Gregory Winter por su trabajo sobre el uso de virus para desarrollar nuevas proteínas y anticuerpos. El trabajo realizado por los ganadores ha sido utilizado en distintas industrias que han permitido métodos de producción más ecológicos y han ayudado a desarrollar nuevos medicamentos contra el cáncer, por ejemplo.

La profesora Arnold pudo mutar diferentes enzimas que ayudan a catalizar una reacción química particular. Gracias a este hecho la aplicación de su método ha permitido la creación de nuevos productos farmacéuticos y biocombustibles, sólo por mencionar algunas aplicaciones.

Por su parte, Smith y Winter trabajaron con bacteriófagos, virus que infectan a las bacterias, alterándolos para obtener nuevas proteínas, de las cuales se consiguieron crear nuevos anticuerpos que pueden neutralizar toxinas, curar el cáncer y contrarrestar enfermedades autoinmunes.

fuente Nobel Prize

temas