¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

No sólo fue un meteoro, hay nuevas evidencias sobre lo que extinguió a los dinosaurios

Una explosión volcánica pudo ser causante de que los dinosaurios no volvieran a caminar sobre la Tierra.
(Shutterstock)

Hace más de 65 millones de años un asteroide de 14 kilómetros de diámetro, conocido como Chicxulub, chocó al noroeste de la península de Yucatán, provocando la extinción del Cretácico-Paleógeno. El impacto provocó que miles de millones de fragmentos de roca fundida salieran disparados en todas direcciones, a miles de kilómetros de distancia, cayendo violentamente sobre todo lo que estuviera a su paso. Un nuevo estudio revela que si bien Chicxulub fue el causante de la extinción masiva no fue el único causante de que los dinosaurios no volvieran a caminar sobre la Tierra.

Durante la época en la que Chicxulub chocó en el Golfo de México al otro lado del planeta existía una intensa actividad volcánica. La lava cubría gran parte del subcontinente indio. Si bien el meteorito eliminó a la mayor parte de los dinosaurios, el cambio climático provocado por la actividad volcánica fue lo que les impidió recuperarse luego del impacto.

Pincelli Hull, profesor de paleontología y geología en la Universidad de Yale que dirigió la investigación, explicó que él y su equipo perforaron sedimentos oceánicos antiguos en el Atlántico Norte (cercanos a donde se ubican los restos del Titanic). Hull explica que los sedimentos encontrados se depositaron alrededor del momento de la extinción. Sabían que esas capas pueden preservar cosas como el plancton fósil, que registra información sobre las temperaturas globales en la composición química de sus conchas.

El grupo descubrió que las temperaturas globales eran mucho más bajas en el momento de la extinción de lo que deberían haber sido si los volcanes expulsaran grandes cantidades de dióxido de carbono. El volcanismo, explicó el Dr. Hull, dejó de filtrar dióxido de carbono a la atmósfera unos 200,000 años antes de que terminara el Cretácico y comenzara la era de los mamíferos. Eso significa que cualquier calentamiento dañino causado por el dióxido de carbono ya había terminado cuando el meteorito golpeó.

Los volcanes pueden hacer erupción de lava sin emitir grandes cantidades de gases, “lo que sugiere que el dióxido de carbono y la lava no están necesariamente acoplados”, dijo Michael Henehan, geoquímico del Centro GFZ Helmholtz en Potsdam, Alemania, coautor del estudio que dirigió un equipo el año pasado descubrió que los océanos se acidificaron justo después del impacto del asteroide.

Este calentamiento inducido por el volcanismo, muy alejado de la extinción, echa la culpa directamente al evento Chicxulub. “Estoy seguro de que el debate continuará, porque hay voces arraigadas en ambos lados”, dijo el Dr. Brusatte. “Pero cada vez es más difícil comprender que el asteroide era inocente”.

Después del impacto del meteorito, continuaron las erupciones volcánicas en India. En tierra, los mamíferos proliferaron relativamente rápido, en la escala de cientos de miles de años, según una investigación reciente. En los océanos, las criaturas marinas como el plancton tardaron aproximadamente dos millones de años en recuperarse por completo de la destrucción.

El Dr. Hull sospecha que las formas en que la vida se recuperó en la tierra y en el mar pueden tener algo que ver con el cambio climático provocado por el volcanismo que ocurrió después de la extinción. Pero la razón precisa de esto no está clara.