NASA le dirá adiós al Opportunity

Tras 15 años de servicio, el Opportunity dejó de responder a la NASA desde hace ocho meses. La Agencia espacial le dirá adiós.
(NASA)

El martes por la noche, los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA enviaron un último enlace de datos al Opportunity Rover en Marte. A través de esta conexión, usando la Deep Space Network, enviaron las líneas de I’ll Be Seeing You”, interpretada por la cantante de jazz estadounidense Billie Holiday. Tras ocho meses de silencio, esperaban una respuesta. Pero esto no sucedió, por lo que le dirán adiós al Opportunity.

Leer más: Curiosity de la NASA captura imágenes increíbles del “Rock Hall” en Marte

Los científicos esperaron a escuchar alguna respuesta del silencioso Opportunity, que había sido envuelto en una tormenta de polvo en junio del año  pasado, lo que probablemente cubrió sus paneles solares en una capa de polvo demasiado densa. Desde entonces, el equipo de científicos e ingenieros de la NASA han enviado más de 835 comandos, esperando que despierte de su largo sueño y que, tal vez, los vientos en Marte podrían haber soplado algo del polvo que cubría los paneles.

A pesar de la esperanzas, no hubo respuesta. Opportunity se declarará fuera de servicio de manera oficial en el en Sol 5,352, es decir, 5,352 días de Marte. Se espera que la NASA lo haga oficial este miércoles, cuando el administrador de la NASA Jim Bridenstine y el jefe de la división científica de la agencia, Thomas Zurbuchen,  de una una conferencia de prensa.

(NASA)

Opportunity llegó a Marte el 25 de enero de 2004, hace más de 15 años. A partir de ese momento, Opportunity y su hermano Spirit, comenzaron a conectarse por la superficie de Marte. Diseñados originalmente para vidas de 90 días, ambos persistieron. Spirit duró hasta 2010, cuando sus baterías no pudieron evitar que los componentes críticos de la nave espacial se congelasen.

Pero Opportunity se mantuvo en medio del duro terreno. Recorrió una asombrosa cifra de 45,16 kilómetros a través del planeta rojo, una distancia no igualada por ningún rover en la Luna o Marte. En 2016, cuando subía una colina, la inclinación de Opportunity alcanzó los 32 grados, la más pronunciada para cualquier explorador en Marte.

Pero la tormenta del año pasado fue de tal magnitud que, a pesar de las esperanzas, ya no pudo recuperarse. Sin embargo, Opportunity siempre será recordado, ya que gracias a él se pudieron desarrollar el Curiosity y Mars 2020. Y toda la información que recopiló ha sido vital para aprender más de Marte.

 

ANUNCIO