¿Es verdad que el hombre llegó a la Luna hace 50 años?

No todos están convencidos de la veracidad de la llegada del hombre a la Luna en el Apollo 11 hace 50 años.
(Foto: NASA)

El 16 de julio de 1969, tres astronautas, Neil Armstrong, Edwin “Buzz” Aldrin y Michael Collins partieron del Kennedy Space Center en Cabo Cañaveral en Florida, abandonaron la Tierra con la consigna de lograr lo que nadie había conseguido hasta entonces: poner al primer ser humano en la superficie de la Luna.

También te recomendamos: NASA quiere recuperar bolsas de caca abandonadas en la Luna por la misión Apolo

En plenitud del conflicto conocido como la Guerra Fría, la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la carrera espacial fue una extensión de la lucha de ambas potencias por las supremacía mundial. Parecía que los rusos llevaban la ventaja, pero gracias al programa Apollo, la NASA logró el tan anhelado alunizaje y Neil Armstrong se convirtió en el primer ser humano en pisar la Luna. Todo un hito para el ser humano. Como dijo el primer hombre en pisar el satélite natural de nuestro planeta: “Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad.”

No obstante, hay personas -más de las que se puedan imaginar-, que dudan que el hombre haya llegado a la Luna y que todo fue grabado en algún estudio en los Estados Unidos. ¿De dónde proviene está teoría de la conspiración? ¿En qué sustenta? ¿Tiene razón? Aquí les respondemos esas interrogantes.

Nunca fuimos a la Luna

(Desert Pubns)

Todo comenzó con un libro: We never went to the Moon -Nunca fuimos a la Luna- de Bill Kaysing. El libro fue autoeditado y publicado en 1974  y significó la primera larga discusión sobre la veracidad de la llegada del hombre a la Luna. Kaysing, quien murió en 2005, fue un escritor técnico del contratista espacial Rocketdyne -los responsables del motor del Apollo 11- en la década de 1950, lo que llevó a algunas personas a pensar que Kaysing sabía de qué hablaba cuando insistió en que los aterrizajes de la Luna se filmaron en un estudio de producción en el Área 51. La gente creyó en Kaysing a pesar de que llegó a admitir que sabía “cero” sobre los cohetes.

Kaysing no tuvo que esforzarse demasiado para convencer a un público ya escéptico de que el programa espacial Apollo y el primer aterrizaje en la Luna el 20 de julio de 1969 fueron una farsa. Los estadounidenses de finales de la década de 1960 y principios de la década de 1970 ya vivían una de las épocas más desalentadoras del siglo XX,  desde la guerra de Vietnam hasta la corrupción de Watergate, lo que llevó a la persona promedio a desconfiar de cualquier cosa que proviniera del gobierno.

(Foto: We Never Went to the Moon)

Bill Kaysing pensó que tenía muchas razones para creer que el gobierno de los Estados Unidos necesitaba falsificar el aterrizaje de la Luna. Primero, porque simplemente no era posible que esto sucediera dada la tecnología de la época. Este argumento lo formuló sugiriendo que su conocimiento obtenido en Rocketdyne le daba una especie de privilegio informativo. Y fue el mismo Kaysing quien puso el nombre del director Stanley Kubrick como uno de los involucrados en este supuesto falso alunizaje.

Stanley Kubrick

Stanley Kubrick (Wikipedia)

Stanley Kubrick ha sido acusado de haber producido gran parte del material en video de las misione del Apollo 11 y 12. Esto se debe a las acusaciones de Kaysing y porque dirigió 2001: A Space Oddysey, que está parcialmente ambientada en la Luna y presenta efectos especiales avanzados para aquellos años. Se ha afirmado que cuando 2001 estaba en la postproducción a principios de 1968, la NASA se acercó en secreto a Kubrick para que fuera el director de la llegada del hombre a la Luna. Kubrick contrató a Frederick Ordway y Harry Lange, quienes habían trabajado para la NASA y eran los principales contratistas aeroespaciales, para trabajar con él en 2001, lo que alimentó más los rumores.

De acuerdo con la teoría conspirativa, el lanzamiento y el regreso a la Tierra del Apollo 11 sí serían reales, pero la nave espacial permaneció en la órbita de la Tierra y las imágenes falsas del alunizaje se emitieron como un supuesto en vivo desde la Luna. No se ofreció evidencia para esta teoría, que pasa por alto muchos hechos. Por ejemplo, 2001 se lanzó antes del primer aterrizaje del Apollo 11 y la representación de Kubrick de la superficie de la Luna difiere mucho de lo que apreciamos en el video del alunizaje de 1969. El movimiento de los personajes en la Luna en 2001 difiere del movimiento filmado de los astronautas del Apollo 11, y no se parece a un entorno con 1/6 de la gravedad de la Tierra. Además, varias escenas en 2001 muestran que el polvo se agita cuando aterriza una nave espacial, algo que no sucedería en el ambiente vacío de la Luna.

Ralph René

(Ralph René)

Ralph René es otro conspiracionista de la Luna, que ganó prominencia antes de la llegada del internet, después de haber publicado un libro llamado MENSA Lectures, retitulado The Last Skeptic Of Science después de que MENSA -una asociación internacional de superdotados- supuestamente presentó una demanda por usar el nombre sin permiso. Pero fue el segundo libro de René, publicado en 1994, lo que lo convirtió en un héroe popular de la comunidad que no cree que el hombre llegó a  la Luna. Llamado NASA Mooned America!, todavía disponible en Amazon, tiene muchas similitudes con el trabajo de Kaysing en la década de 1970, pero incluye algunas afirmaciones aún más extravagantes. ¿Una de las pruebas más condenatorias que René tiene? Los astronautas no parecen suficientemente entusiasmados a su regreso. René publicó esta foto para mostrar que los astronautas estaban realmente avergonzados de haber mentido al público estadounidense.

(Foto: NASA Mooned America!)

Hasta ahora no hemos abordado los puntos con los que buscan probar que el hombre nunca llegó a la Luna. Enlistarémos los argumentos más populares que se han esgrimido para tratar de probar la falsedad de este hecho y, a su vez, diremos en qué y por qué se equivocan.

1) Las bandera de Estados Unidos

(Foto: NASA)

Teoría de la conspiración: La bandera parece estar ondeando, como si hubiera una brisa, en videos y fotografías supuestamente tomadas de la superficie lunar, qué, como sabemos, no tiene aire.

Explicación: Los movimientos en la bandera se deben a que el astronauta que lo colocó allí los provocó. Es decir,  la inercia de cuando la soltaron la mantuvo en movimiento. Las arruga se deben a que los astronautas también doblaron la bandera de tal manera que crearon la  apariencia de que estaba ondeando en las fotos.

2) No vemos ninguna cámara ni en videos ni en fotos del Apollo 11 

(Foto: NASA)

Teoría de la conspiración: Dos astronautas caminaron en la superficie de la Luna, sin embargo, en fotografías donde podemos verlos a ambos, no hay señales de una cámara. Esto se debe a que esto se grabó en un estudio.

Esto pasa por: Las cámaras estaban montadas en los pechos de los trajes de los astronautas y en el módulo lunar llamado Eagle.

3) No hay estrellas

(Foto: NASA)

Teoría de la conspiración: Si el hombre hubiera llegado a la Luna, se deberían apreciar estrellas en el cielo de las fotos y los videos.

Explicación:La superficie de la Luna refleja la luz del Sol, y ese resplandor habría hecho que las estrellas fueran difíciles de ver y captar en las fotografías. Además, los astronautas fotografiaron sus aventuras lunares utilizando ajustes de exposición rápidos, lo que habría limitado la luz de fondo entrante.

4) Lugar de aterrizaje del módulo lunar 

(Foto: NASA)

Teoría de la conspiración: El descenso del módulo lunar debería haber estado acompañado por una gran nube de polvo y habría formado un cráter notable

Explicación: Los motores del módulo de aterrizaje del Apollo 11 fueron acelerados antes de aterrizar, y no se mantuvieron así el tiempo suficiente para formar un cráter o levantar mucho polvo. Además, esa noción de nubes de polvo pertenece a la ciencia ficción.

5) Sombras

(Foto: NASA)

Teoría de la conspiración: Las fotos son falsas porque las sombras de las rocas y del módulo lunar no están paralelas. Además, hay otras sombras que se ven más luminosas, lo que indica que había otras fuentes de luz, como ocurre en un set de grabación.

Explicación: A pesar de lo que mucha gente cree, en la Luna hay múltiples fuentes de luz: la del Sol, la luz reflejada de la Tierra, la luz reflejada en el módulo lunar, los trajes espaciales y también la propia superficie lunar, esto hace que la luz haga que las sombras proyectadas no sean paralelas. También es importante tener en cuenta que la superficie lunar no es plana, por lo que obtendremos una sombra diferente en comparación con un objeto que se encuentra a su lado que está en una superficie nivelada.

6) Huellas

(Foto: NASA)

Teoría de la conspiración:  Las huellas de los astronautas son demasiado claras para ser realizadas en un mundo completamente seco. Impresiones tan bien definidas sólo pudieron haber sido hechas sobre arena mojada.

Explicación: El polvo lunar, o el regolito, es como un polvo finamente molido. que se parece a la ceniza volcánica. Por lo tanto, cuando pisas sobre él, se puede comprimir muy fácilmente con la forma de una bota. Y esas formas podrían permanecer prístinas durante mucho tiempo gracias al vacío sin aire en la Luna.

7) Tecnología

(NASA)

Teoría de la conspiración: No había el suficiente desarrollo tecnológico en los Estados Unidos para llevar al hombre a la Luna. Los rusos iban más adelantados y por algo no llegaron.

Explicación: No había ninguna tecnología que se requiriera para un viaje a la Luna que fuera más allá de la tecnología aeroespacial más conocida y ampliamente publicada en la década de 1960. Cohetes, soporte vital (respiradores, control térmico, etc.), radios, computadoras con piloto automático, protección contra la radiación, aterrizaje vertical en una columna de escape, etc. Todos tenían al menos varias décadas de antigüedad en su funcionamiento fundamental hasta el momento Apollo 11 aterrizó en la Luna. Mucho de esto tuvo que ser personalizado para el viaje. Pero el proyecto Apollo no requirió avances fundamentales en la ciencia. Fue sólo un gigantesco proyecto de ingeniería para unirlos a todos.

8) Radiación

(Foto: NASA)

Teoría de la conspiración: El viaje no era posible por los cinturones de Van Allen. La radiación debió matar a la tripulación del Apollo 11 y dañar irreversiblemente la nave, cámaras, y demás gadgets.

Explicación: Los cinturones de Van Allen son enormes cinturones de radiación que rodean la Tierra. Se ha afirmado que los humanos no podrían pasar a través de estos cinturones sin ser sometidos a dosis letales de radiación. La enfermedad por radiación ocurre cuando ha estado expuesto a alrededor de 200 a 1000 rads -unidad de medida- de radiación en unas pocas horas. La tripulación del Apollo 11 estuvo dentro de los cinturones por menos de dos horas durante su viaje a la Luna, por lo que sólo habría estado expuesto a un estimado de 18 rads, dentro del límite de seguridad. La NASA se aseguró de que la nave estuviera bien aislada, por lo que en realidad la dosis promedio de radiación durante la misión de 12 días fue de solo 0.18 rads, similar a una radiografía de tórax.

***

Así que, amigos, sí, el hombre sí llegó a la Luna. Vamos, de no haberlo hecho, los propios rusos hubieran protestado y descalificado a la NASA. Pero no fue el caso. Los Estados Unidos lo lograron y, por más mal que puedan caer, se les tiene que reconocer que el 20 de julio de 1969 un ciudadano suyo pisó por primera vez la Luna.