Científicos británicos descubren que los tonos de la música moderna incrementan el rendimiento de estas placas.

La reproducción de música pop aumentan el rendimiento de un tipo de panel solar, que es barato, pero hasta ahora no había sido tan eficiente. La nueva investigación de científicos de la Universidad Queen Mary de Londres y del Imperial College de Londres, sostiene que las altas frecuencias y tonalidades de este tipo de música causan vibraciones que impulsan la generación de energía en los paneles que contienen un conjunto de nanovarillas hechas de óxido de zinc e incrementan hasta en un 40% su rendimiento.

Uno de los responsables del proyecto, James Durrant, comentó con respecto a la investigación:

“Tratamos de tocar música en lugar de sonidos planos y sordos, ya que esto nos ayudaba a explorar el efecto de diferentes tonos. La mayor diferencia que encontramos fue cuando tocamos música pop y no cuando usamos música clásica.  Ahora nos damos cuenta que es porque nuestras placas solares acústicas responden mejor a los sonidos agudos presentes en la música pop”.

El descubrimiento podría utilizarse para alimentar dispositivos que están expuestos a vibraciones acústicas, tales como unidades de aire acondicionado o aparatos situados dentro de automóviles y otros vehículos.

Gracias a que los paneles de óxido de zinc son baratos podrán implementarse en comunidades que cuenten con pocos recursos. El investigador Joe Briscoe declaró en este sentido:

“Todo el dispositivo es extremadamente simple y barato de producir, dado que el óxido de zinc se obtiene utilizando una técnica química simple de disolución, y el polímero también se deposita a partir de una solución”.

Así que pueden estar a favor o en contra de este tipo de música comercial, pero por lo menos alguien ya le encontró un buen uso a los gritos de Lady Gaga, Justin Bieber o Katy Perry.

vía New Scientist

fuente Advanced Materials

temas