La Luna se está arrugando y encogiendo

La Luna se está encogiendo a medida que su interior se enfría, lo que está causando terremotos en su superficie, dijo la NASA.
(NASA)

La Luna se está reduciendo lentamente con el paso del tiempo, lo que está causando arrugas en su corteza y los terremotos, según las fotos capturadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA.

A diferencia de la Tierra, la Luna no tiene placas tectónicas. En cambio, a medida que el interior de la Luna se ha enfriado durante los últimos cientos de millones de años, la superficie se arruga al encogerse. A diferencia de la piel flexible de una uva cuando se encoge en una pasa, la corteza quebradiza de la Luna se rompe. Esto crea acantilados de escalones llamados fallas de empuje cuando parte de la corteza se empuja hacia arriba y sobre otra parte cercana de la corteza.

(NASA)

Los astronautas colocaron seisómetros en la superficie lunar durante las misiones Apolo 11, 12, 14, 15 y 16 para medir la fuerza de los terremotos. Se registraron un total de 28 terremotos de luna entre 1969 y 1977, midiendo de 2 a 5 en la escala de Richter.

Hoy la Luna está 50 metros más “delgada” debido a este proceso. Y a medida que se reduce, nuestro satélite natural produce activamente terremotos a lo largo de las fallas. Los investigadores volvieron a analizar los datos sísmicos que tenían para compararlos con las imágenes recopiladas por el orbitador.

Algunos de los terremotos también ocurrieron durante un punto en la órbita de la Luna cuando estaba más lejos de la Tierra, lo que indica que la tensión de la marea de la gravedad de la Tierra podría haber contribuido al estrés en su corteza.

(NASA)

Los investigadores notaron otra evidencia en las fotos del orbitador de deslizamientos de tierra y rocas en el fondo de parches brillantes, lo que indica actividad reciente. Con el tiempo, la superficie lunar se oscurece debido a la intemperie y la radiación, por lo que los puntos brillantes son áreas donde la actividad reciente ha expuesto áreas en la superficie lunar.

Es por eso que los investigadores de la NASA quieren volver a la Luna para poder analizar más profundamente el impacto y el riesgo que implican estos terremotos.