La locura por Star Wars llega también al mundo científico.

Arqueólogos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) dieron a conocer el descubrimiento de los restos de un rumiante prehistórico en Loranca del Campo, una zona cercana a Castilla.  El análisis de los restos del animal han demostrado que forma parte del “linaje de los paleomerícidos”, es decir es un primo lejano de las jirafas.

“Nuestros resultados señalan que ambos grupos de rumiantes comparten un ancestro común que no lo es de ningún otro rumiante. Ambas líneas evolutivas, que juntas forman un gran grupo al que hemos llamado Giraffomorpha (los rumiantes con aspecto de jirafa), se separaron hace mucho tiempo, hace unos 27 millones de años”, señaló Israel Sánchez, coautor del estudio.

El animal vivió hace 16 millones de años y, por su parecido con el peinado de Padmé Amidala, la mamá de Luke Skywalker y la princesa Leia en la saga Star Wars, ha sido bautizado oficialmente como Xenokeryx Amidalae, o ‘Cuerno extraño de Amidala’.

Los Xenokeryx Amidalae tenían en la parte posterior de su cráneo un cuerno que luce como una peineta, el cual sobresalía y daba forma a su característica estructura ósea bifurcada, que los científicos españoles comparan con el peinado de la reina Amidala. La función de este apéndice sigue siendo un misterio para los paleontólogos.

De acuerdo con los investigadores el descubrimiento de los Xenokeryx Amidalae servirá para entender la evolución de las jirafas.

vía ABC

fuente PLOS

temas