¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Gobierno Federal revela desvío de recursos en Conacyt más grande que la “Estafa Maestra”

El vocero de la Presidencia de México reveló un esquema de desvío de recursos desde Conacyt.
(Raul Pacheco-Vega)

A través de una conferencia, Jesús Ramírez Cuevas, actual vocero de la Presidencia de México, indicó que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró un panorama completamente desalentador en el Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología). Aparentemente, la institución encargada de promover y estimular el desarrollo de la ciencia y la tecnología en nuestro país fue usada para entregar becas a investigaciones fantasmas realizadas por empresas privadas, que no reportaron para qué usaron los recursos.

De acuerdo con Ramírez Cuevas, el alcance del dinero entregado ronda los 7,670 millones de pesos, una cantidad superior a la famosa “Estafa Maestra”.

“En Conacyt ha habido estafas más grandes que la “Estafa Maestra” que ha causado un escándalo nacional e internacional. En el caso de Conacyt, los desvíos pueden alcanzar mayor dinero que lo que se ha señalado a la “Estafa Maestra”, indicó Ramírez Cuevas

La “Estafa Maestra” de Conacyt consistió en la entregó de becas de forma indebida, sin la existencia de los reportes de las investigaciones que se realizaron con los recursos públicos. Se reveló que en las anteriores administraciones, sin especificar a una en particular, se usó a Conacyt para financiar -a través de becas- a empresas privadas , tanto nacionales y extranjeras, que usaron el dinero de las becas para realizar”investigaciones que no beneficiarían a la población”, y de las que no entregaron cuentas, ni reportes de resultados.

“Por eso hubo escándalos con la reasignación de ciertas becas, porque ya habían sido asignadas a empresas privadas parte de esas becas. Alrededor de este escándalo público subyace el ocultamiento, el manejo irregular que ha habido en otras administraciones respecto a Conacyt”, reveló Ramírez Cuevas.

El vocero de presidencia señaló como culpables de esta nueva “estafa maestra” a “las mafias del sector científico”, además de indicar que ellos son los responsables de  promover una “sobrereacción” en los medios por la designación de ciertos nuevos funcionarios de Conacyt, derivado de, según Ramírez Cuevas, la salida de Conacyt de funcionarios ligados a esta “mafia científica”.

Ramírez Cuevas indicó que, dentro de poco, se presentará el informe de la ASF sobre Conacyt, donde se darán detalles del uso de becas del Conacyt en las administraciones anteriores:

“Ahora lo que se trata es darle un mandato al Conacyt de que todas las becas se den con un sentido de lo que necesita el país, los mexicanos, enfocado más a la investigación regional y a la solución de problemas nacionales. Las auditorías que ha hecho la ASF son muestras, no es total, donde se ha encontrado irregularidades, algunas empresas extranjeras que teniendo becas Conacyt ni siquiera entregaron reportes parciales de sus investigaciones”, señaló el vocero.

El día de ayer, durante su conferencia mañanera, el presidente López Obrador ya había adelantado la existencia de la “mafia científica”:

“Están muy molestos algunos del Conacyt, los machuchones, porque hay mafias en todo, hasta en la ciencia, mafia, aunque parezca increíble en la cultura, en la intelectualidad, cotos de poder. Entonces eran intocables y también con sueldos elevadísimos y tampoco con tanto nivel académico”, recalcó el presidente López Obrador.

En los últimos días trascendió en medios la designación de David Alexir Ledesma como subdirectores de la Coordinación de Comunicación de Conacyt, a pesar del rimbombante nombre del cargo, el puesto tiene como principal función generar contenido y gestionar las redes sociales de Conacyt. En medios y redes sociales se le criticó por no tener una carrera terminada, por su aspecto desaliñado y por recibir un sueldo de 40 mil pesos. Finalmente, después de que se filtró una serie de fotos de él desnudo, Ledesma presentó su renuncia señalando que sintió “acoso” en las redes y rechazo de la comunidad científica, con la que tendría que trabajar.

La “Estafa Maestra” fue un sistema de desvió de recursos que usó el Gobierno Federal a gran escala durante el gobierno de Peña Nieto, para repartir 400 millones de dólares a 128 empresas fantasma, que desaparecían después de recibir el dinero, que involucró a 11 dependencias del Estado, ocho universidades públicas, y más de 50 servidores públicos de distintos niveles de gobierno.