Científicos japoneses descubren las 12 galaxias más antiguas del universo

Los astrónomos japoneses han descubierto el cúmulo de galaxias más antiguas jamás visto en el Universo.
(Foto: NASA)

Astrónomos japoneses han descubierto un cúmulo de 12 galaxias de 13 mil millones de años, siendo así el más antiguo observado, según un documento publicado el viernes. Este es un hallazgo que puede contener pistas sobre cómo se desarrolló el universo desde su origen.

También te recomendamos: NASA descubre que tres agujeros negros están por chocar

Un grupo de este tipo en una etapa temprana, llamado protocúmulo, no es “fácil de encontrar”, dijo en un comunicado de prensa Yuichi Harikane, investigador del Observatorio Astronómico Nacional de Japón que dirigió el equipo internacional.

“Un protocúmulo es un sistema raro y especial con una densidad extremadamente alta”, dijo Harikane, y agregó que los investigadores utilizaron el amplio campo de visión del telescopio Subaru en Hawai para “mapear un área grande del cielo” en su búsqueda.

Mientras más atrás se vean los telescopios en el tiempo, menos protocolos aparecen. Es posible que muchos de ellos simplemente estén oscurecidos por el polvo intergaláctico. Los astrónomos esperan, escribieron, que el nuevo descubrimiento ayude a desarrollar la imagen y explicar cómo el estado de cosas hace 13 mil millones de años cambió con el tiempo para producir ese universo agrupado que vemos hoy.

Una de las 12 galaxias se conoce como Himiko, una nube gigante de gas que se encontró en 2009 usando el mismo telescopio.

(Foto: NAOJ)

“Es razonable encontrar un protocolo cerca de un objeto masivo, como Himiko. Sin embargo, nos sorprende ver que Himiko estaba ubicado … al borde a 500 millones de años luz de distancia del centro”, dijo el periódico. autor Masami Ouchi dijo.

“Todavía no se entiende por qué Himiko no se encuentra en el centro”, dijo. “Estos resultados serán clave para comprender la relación entre los cúmulos y las galaxias masivas”.

El equipo incluyó científicos del Imperial College de Londres y el estudio se publica en el Astrophysical Journal del viernes.