Los estudios de los últimos 50 años demuestran que fumar un único cigarrillo es casi igual de dañino para el corazón.

En el día a día “godínez” es común ver a los compañeros de trabajo fumar su único cigarrillo del día a la hora de la comida. Normalmente, los oficinistas que hacen eso suelen recordar que en otros tiempos fumaban cajetillas completas, pero ahora se contentan con echarse un único tabaco y hasta lo ven como motivo de orgullo.

Lamentablemente, un nuevo estudio dirigido por Allan Hackshaw, miembro del Cancer Institute de la University College de Londres, descubrió que fumar un único cigarro al día aumenta significativamente el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca y/o un accidente cerebrovascular.

El estudio de Hackshaw contradice la creencia común de que reducir el consumo de cigarros también reduce el riesgo de padecer una enfermedad grave. De hecho, en sus conclusiones, el estudio indica que pasar de fumar una cajetilla de cigarros a un único cigarro reduce mínimamente los riesgos asociados al consumo del cigarro que afectan al corazón.

“Hemos demostrado que una gran proporción del riesgo de enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares provienen de fumar sólo unos pocos cigarrillos a la semana. Esto tiene importantes consecuencias para los fumadores que creen que fumar poco disminuye el riesgo de padecer una enfermedad e incluso lo limita del todo”, señaló Hackshaw.

Para su investigación, el equipo de Hackshaw revisó los 55 estudios realizados a fumadores ingleses que existen desde 1946 a la fecha. Así descubrieron que, en el caso de los hombres, fumar un cigarrillo al día aumentó el riesgo de enfermedad cardíaca en un 48%en comparación con un no fumador, mientras que fumar una cajetilla al día aumentó un 50% en comparación con un no fumador. Es decir, el riesgo es casi el mismo.

En cuanto a las mujeres, los riesgos son aún mayores. Fumar un cigarrillo al día aumentó el riesgo de enfermedad cardíaca en un 57% de las mujeres que participaron en los estudios.

“No existe un nivel seguro de fumar para las enfermedades cardiovasculares. Los fumadores deberían dejar de fumar en lugar de reducir su consumo”, se muestra en las conclusiones del estudio.

Este estudio confirma lo que muchos epidemiólogos han sospechado desde hace décadas, pero que la mayoría de la gente suele obviar: el tabaquismo esporádico crea un riesgo sustancial para padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

fuente The British Medical Journal

temas