Una foto muestra con mucha mayor claridad las luces que ya habían levantado suspicacia hace varias semanas.

Desde hace meses hemos seguido el camino de la sonda espacial Dawn hacía Ceres, el más pequeño de los planetas enanos dentro del Sistema Solar. La sonda de la NASA captó en febrero un extraño fenómeno que conmocionó a la comunidad científica: un par de luces blancas resplandecientes que tintinean sobre la superficie de Ceres.

Los expertos de la NASA quedaron desconcertados por las luces, las cuales no pudieron identificar al 100%. En ese momento se teorizó que podían ser la prueba de la existencia de hielo en el planeta, o enormes campos de sal acumulada.

ceres

A mediados de marzo, la sonda Dawn alcanzó la órbita de Ceres, por lo que su cercanía con el planeta enano es enorme. Desde su nueva posición a 7,200 kilómetros de distancia de Ceres, la sonda tomo nuevas fotografías que permiten ver con más detalle las luces brillantes. Gracias a la foto los científicos consiguieron conocer más de su misterioso origen.

La imagen permitió a los responsables de la misión concluir categóricamente que los puntos brillantes son el reflejo de la luz del Sol sobre un material aún por identificar, “muy probablemente hielo”. El nuevo misterio es descifrar cuál es el material reflejante, pero los expertos están casi seguros de que se trata de hielo.

La NASA aseguró que espera conseguir acercar a Dawn hasta los 375 kilómetros de la superficie de Ceres a finales de año.

fuente NASA

temas