Las pruebas realizadas en los pacientes determinaron que ya no representan una amenaza.

El día de hoy se dio a conocer que los dos estadounidenses que habían sido infectados de ébola y que estaban recibiendo tratamiento en Estados Unidos, fueron dados de alta en el Hospital de la Universidad Emory en Atlanta.

Kent Brantly, médico de 33 años y Nancy Writebol, enfermera de 59, salieron del hospital luego de tres semanas durante las que fueron aislados y sometidos a un método experimental para curar el virus. Se trata de las primeras dos personas que han sido curadas gracias al suero ZMapp, un cóctel de anticuerpos monoclonales que fue obtenido de animales infectados y que ha sido adaptado para su uso en humanos.

Durante la rueda de prensa, Brantly calificó lo sucedió como “un milagro”, y destacó el trabajo de los médicos de la universidad de Atlanta. Por su lado, la enfermera Writebol dejó las instalaciones desde el pasado martes, pero prefirió no dar declaraciones al respecto pero envío su agradecimiento por el apoyo recibido.

 “Gracias a los cuidados del equipo en Liberia, el uso de un tratamiento experimental y la experiencia y los recursos del equipo médico en el Hospital Universitario de Emory, Dios me ha salvado la vida”, dijo el médico de 33 años.

Ébola
Los pacientes fueron curados con un suero experimental llamado ZMapp (foto: NIAID Laboratorio)

Brantly fue infectado en Liberia, donde se encontraba desde octubre del año pasado como parte de una organización humanitaria. El médico comenzó a recibir pacientes infectados por el virus a mediados de este año, dedicándose a tratarlos y a capacitar personal médico. Fue a finales de julio cuando Brantly comenzó a presentar los primeros síntomas del ébola, por lo que luego fue trasladado a Atlanta.

Las prueba realizadas a ambos pacientes fueron realizadas por el Centro de Control de Enfermedades (CDC) bajo las instrucciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que determinaron darlos de alta después de confirmar que el virus ya no estaba en la sangre y que no habían presentado los síntomas durante tres días.

“Tras un riguroso y exitoso tratamiento y pruebas, hemos determinado que ambos pacientes se han recuperado de la enfermedad del virus del ébola y pueden reunirse con sus familias y regresar a su comunidad sin preocupación (…) No existe una amenaza a la salud pública”, señaló el Dr. Bruce Ribner, director de la Unidad de Enfermedades Infecciosas de Emory.

De acuerdo con la OMS, hasta ahora han muerto más de 1,350 personas en África occidental por el reciente brote de ébola. Y aunque podríamos pensar que ZMapp es la solución definitiva a este grave problema de salud, la empresa responsable del fármaco, Mapp Bio, señaló que ya ha enviado la droga experimental a territorio africano y que la existencia del suero está prácticamente agotada.

El uso de este nuevo tratamiento abre una nueva ventana para solucionar el brote de ébola en África, sobre todo al tener ya varios casos de éxito. Sin embargo, al tratarse de algo experimental, los resultados deben tomar cautelosamente.

vía El País

fuente CNN en Español

temas