La erupción del volcán Raikoke fue tan intensa que se vio desde el espacio

Estas imágenes tomadas desde la Estación Espacial Internacional muestran lo larga y aterradora que fue la fumarola del Raikoke.
(ISS Crew Earth Observations Facility and the Earth Science and Remote Sensing Unit, Johnson Space Center)

El pasado 22 de junio, el volcán Raikoke, ubicado en las islas Kurill, que se extienden de Hokkaidō, en Japón, hasta la península rusa de Kamchatka, en el Pacífico Norte, hizo erupción a las 4:00 am hora local. La explosión fue tan intensa que liberó una fumarola de cenizas y gases volcánicos tan alta que el espectáculo fue captado por varios satélites y los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Los astronautas de la ISS tomaron algunas fotografías de la columna volcánica. “que se eleva en una columna estrecha y luego se extiende en una parte de la pluma conocida como la región sombrilla”, explicó la NASA en un comunicado. La región sombrilla es esa área donde la densidad de la pluma y el aire circundante se igualan y la nube deja de elevarse. El anillo de nubes en la base de la columna parece ser vapor de agua.

“El anillo de nubes blancas hinchadas en la base de la columna podría ser un signo de que el aire ambiental se está introduciendo en la columna y la condensación del vapor de agua. O podría ser una pluma creciente de la interacción entre el magma y el agua de mar porque Raikoke es una isla pequeña y es probable que los flujos ingresen al agua “, explicó Simon Carn , un vulcanólogo de Michigan Tech.

Una segunda imagen tomada por el Espectrorradiómetro de Imágenes de Resolución Moderada (MODIS) en el satélite Terra de la NASA muestra que la ceniza más concentrada estaba en el borde occidental de la pluma, sobre Raikoke.

Una tercera imagen, basada en datos de la Suite de Radiómetro de Imagen de Infrarrojo Visible (VIIRS) en Suomi NPP, muestra el penacho unas horas más tarde. Después de una oleada inicial de actividad que incluyó varios pulsos explosivos distintos, la actividad disminuyó y los fuertes vientos esparcieron las cenizas a través del Pacífico. Al día siguiente, solo un débil resto de la ceniza permanecía visible para MODIS.

Los datos del satélite CALIPSO indican que partes del penacho pueden haber alcanzado 17 kilómetros, mientras que los Centros de Asesoría de Cenizas Volcánicas de Tokio y Anchorage afirman que llegó solo a 13 y otros datos afirman que llegó a 16.

El volcán de Raikoke llevaba décadas inactivo. La explosión pasada se registró en 1924 y la anterior a esa en 1778. Las islas Kuril tienen otros volcanes activos.