Encuentran materia orgánica extraterrestre de más de 3 mil millones de antigüedad

Un equipo de investigadores que estudian un depósito volcánico en Sudáfrica descubrió una capa de roca caracterizada por dos señales anómalas.
(New Scientist)

Según un nuevo estudio, geólogos en Francia e Italia han descubierto lo que parecen ser moléculas orgánicas del espacio exterior en rocas de 3.3 mil millones de años en Sudáfrica.

Ya sabemos que las moléculas orgánicas, desde el metano hasta los aminoácidos, existen en el espacio, y quizás algunas de estas moléculas fueron traídas a nuestro propio planeta a través de asteroides que contienen carbono. Los científicos que estudian las rocas antiguas en Sudáfrica parecen haber descubierto evidencia de los ejemplos más antiguos de estas moléculas extraterrestres.

Una pequeña gama llamada las Montañas Makhonjwa o el Cinturón de piedra verde de Barberton se encuentra en el este de Sudáfrica y Swazilandia, y contiene un depósito de entre 7 y 20 metros de espesor de roca volcánica de 3.3 mil millones de años llamada Josefdal Chert. De acuerdo con el artículo publicado en la revista Geochimica et Cosmochimica Acta, Entre las capas de ceniza volcánica se encuentran capas llenas de carbono, depositadas durante los períodos de menor actividad volcánica, y la región entera parece haber sido alterada por la presencia de agua.

Los investigadores analizaron un par de muestras del tamaño de un sello postal, recolectadas durante las campañas de campo, las cortaron en varias docenas de piezas y las analizaron con microscopios electrónicos, protones de un acelerador de partículas y resonancia paramagnética electrónica de onda continua. En esencia, los investigadores midieron cómo respondían los electrones de las muestras a un campo magnético que cambia lentamente. Encontraron diferentes tipos de señales en los cortes, la mayoría de ellos correspondían a señales de carbono que se encuentran en otros lugares de la Tierra, pero para un corte, se parecía más a la señal de los meteoritos que contienen carbono.

(New Scientist)

No sorprendió a los investigadores encontrar material extraterrestre en sus sedimentos. Los micrometeoritos probablemente cayeron en la Tierra antigua, trayendo moléculas de carbono orgánico. Lo que les sorprendió es que, de alguna manera, había suficiente de estos materiales presentes en el área para que pudieran detectarse 3 mil millones de años más tarde. Propusieron que tal vez la capa que analizaron se formó después de un impacto de meteoros que produjo una capa de polvo en la atmósfera que luego se asentó bajo una capa de ceniza volcánica.

Esta es solo una pieza de evidencia, y no una molécula literal que se depositó hace 3.3 mil millones de años. Pero todavía es algo importante de saber. La investigación sigue demostrando que las rocas de nuestro planeta conservan una historia increíble, no solo nuestra propia historia, sino la historia de todo el sistema solar.