Los científicos tienen que reunirse para establecer un nuevo modelo magnético para los datos de navegación.

(NASA)

Hay que empezar diciendo que el polo norte geográfico y el polo norte magnético de la Tierra son cosas distintas. El primero se encuentra en el punto más septentrional del mundo; el segundo se encuentra a una distancia de 1,600 km en dirección a Canadá y siempre se encuentra en constante movimiento. Pero ahora la comunidad científica está alarmada porque la velocidad a la que se desplaza está incrementando rápidamente.

De acuerdo con la revista Nature, el polo magnético norte se está alejando de Canadá hacia Siberia y todo parece indicar que está siendo impulsado por hierro líquido que brota del núcleo del planeta. De hecho, el polo se está moviendo tan rápido que ha forzado a los expertos en geomagnetismo del mundo a reunirse en una convención para saber qué está pasando.

En primer lugar, en la década de 1990 el polo magnético norte cambió su velocidad de desplazamiento y pasó de los 15 kilómetros por año a unos 55 kilómetros en el mismo periodo de tiempo. Además, la ciencia considera que en 2016 hubo una sacudida de parte del campo magnético proveniente de América del sur y el Océano Pacífico Oriental. El hecho ocurrió justo después de que se actualizara el Modelo Mundial Magnético en 2015.

Polo-Norte-Magnetico.
El mapa muestra el desplazamiento del polo magnético. (Nature)

¿Cuál es el problema de que esto suceda?

A principios de 2018, el Modelo Magnético Mundial estaba en problemas. Los investigadores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y el British Geological Survey en Endimburgo habían hecho su verificación para conocer la efectividad con la que el modelo de 2015 estaba capturando todas las variaciones del campo magnético de la Tierra. Los científicos se dieron cuenta de que el modelo era tan inexacto que estaba a punto de exceder el límite aceptable para los errores de navegación.

El problema radica en parte en el polo móvil y en parte en otros cambios en las profundidades del planeta. La agitación líquida en el núcleo de la Tierra genera la mayor parte del campo magnético, que varía con el tiempo a medida que cambian los flujos profundos, como ocurrió en 2016. Entonces, la geometría del campo magnético de la Tierra magnifica los errores del modelo en lugares donde el campo está cambiando rápidamente, como en el Polo Norte.

¿Cómo nos podría afectar?

Según Arnaud Chulliat, geomagnetista de la Universidad de Colorado Boulder y de los Centros Nacionales de Información Ambiental de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica:

“El hecho de que el polo vaya rápido hace que esta región sea más propensa a grandes errores”.

Para arreglar el Modelo Magnético Mundial, Chulliat y sus colegas lo alimentaron durante tres años con datos recientes, que incluían el pulso geomagnético de 2016. La nueva versión debería ser precisa, dice, hasta la próxima actualización programada regularmente en 2020, pero esto falló por la velocidad con la que se está desplazando hacia Siberia el polo magnético.

Al cambiar de lugar el polo magnético, los datos de navegación de barcos y aviones se vuelve inexacto y se tiene que modificar, por lo que los científicos se reunirán el 30 de enero de 2019 para actualizar el modelo y ofrecer una solución al problema.

fuente Nature

temas