Doctores descubren cuatro abejas vivas alimentándose de lágrimas de una mujer

Se encontraron pequeños insectos conocidos como abejas sudoríparas después de que una mujer se quejara de un ojo inflamado.

He, una joven taiwanesa que tenía una molestia en su ojo, decidió ir al hospital cuando éste se le inflamó, pensando que era una simple infección ocular. Su sorpresa fue mayúscula cuando los doctores descubrieron que, lo que le provocaba la hinchazón no era una infección, sino que eran cuatro abejas que estaban viviendo en su ojo, alimentándose de sus lágrimas.

Los médicos del Hospital Universitario de Fooyin en Taiwán describieron el incidente como “algo nunca antes visto”, ya que lograron extraer las cuatro abejas sudoríparas vivas del conducto lagrimal de He.

Hablando en una conferencia de prensa, el jefe de oftalmología del hospital, el Dr. Hung Chi-ting, dijo:

“Vi algo que parecía patas de insecto, así que las saqué con un microscopio lentamente, y una a la vez sin dañar sus cuerpos”.

Según reportes, He había estado atendiendo la tumba de un miembro de su familia y estaba arrancando las malas hierbas cuando sintió que algo entraba en su ojo. Suponiendo que era tierra, lo lavó con agua, pero por la noche comenzó a hincharse y sintió un dolor punzante bajo el párpado.

A la mañana siguiente, en el hospital, Hung sospechó que la paciente tenía una infección al ver el ojo hinchado de la mujer. Pero, cuando lo miró a través de un microscopio, vio las diminutas patas de las abejas retorciéndose en sus conductos, donde se alimentaban de la humedad y la sal de sus lágrimas.

La vista de He y las vidas de las abejas se salvaron por el hecho de que ella no se había frotado los ojos.

(CTS Taiwan)

Las abejas pequeñas, conocidas como Halictidae o “abejas sudoríparas”, se sienten atraídas por la transpiración humana y se encuentran en todo el mundo. No suelen ser animales agresivos y pican sólo si se tocan. Este tipo de abejas se encuentran comúnmente en las montañas y cerca de las tumbas, lo que explica cómo habían entrado en contacto con He.