Escondido bajo los hielos de Groenlandia a lo largo de la historia de la humanidad, se ha descubierto un cañón de 750 kilómetros de largo y 800 metros  de profundidad.

Con datos recopilados durante varias décadas y el programa de vuelos sobre el hielo Ártico conocido como NASA IceBridge, la comunidad científica pudo trabajar hasta llegar a este descubrimiento. La operación de la agencia espacial cuenta con el uso del radar Multichannel Coherent Radar Depth Sounder que tiene la capacidad de atravesar la capa de hielo y regresar la forma de la roca.

Los científicos creen que el cañón data de hace millones de años, y  juega un papel importante en transportar agua del centro de la isla hacia el océano justo abajo del glaciar Petermann en el fiordo al norte de Groenlandia.

Modelo en 3D del cañón bajo la capa de hielo en Groenlandia
Modelo en 3D del cañón bajo la capa de hielo en Groenlandia

Jonathan Bamber, profesor de la Universidad de Bristol (Inglaterra) y principal autor de la investigación, señaló:

Con herramientas como Google Street View y mapas digitales de todo tipo, uno puede suponer que el paisaje de la Tierra ha sido completamente explorado y topografiado. Nuestro hallazgo muestra que aún queda mucho por descubrir en nuestro planeta.

Para poder darse una idea de la magnitud que tiene esta formación geológica, uno pude visitar las Barrancas del Cobre en Chihuahua que incluso son más grandes y profundas que el famoso Grañ Cañón en Arizona, Estados Unidos.

vía The Guardian

temas