El descubrimiento se realizó en el centro de Tlalpan, y se piensa que sería el resultado de un aspecto ritual.

El  Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó del descubrimiento de una tumba pertenecientes a una decena de personas, que data de hace 2,400 años. Es decir, durante el periodo Preclásico en la Cuenca de México.

La espiral de huesos serían resultado de un aspecto ritual, por eso los cuerpos de los fallecidos fueron “enlazados”, de modo que los húmeros y cúbitos aparecen bajo los lumbares de otro para formar los círculos. El sorprendente hallazgo se realizó en terrenos de la Universidad Pontificia de México (UPM), ubicada en el centro de Tlalpan, exactamente a metro y medio bajo el sitio que ocupaba el oratorio.

Hasta el momento se han identificado 10 esqueletos, dos correspondientes a mujeres y otro a un hombre. La mayoría de los huesos se identificaron como adultos jóvenes, aunque también se determinó que una serie de huesos pertenecían a un niño de entre tres y cinco años, y otros restos óseos a un niño de meses de edad.

De acuerdo con los expertos, la zona fue una de las primeras habitadas de la Cuenca de México, por lo que se cree que fue la primera zona que se pobló en la actual Ciudad de México. Los investigadores señalan que las primeras aldeas de la Cuenca se ubicaron en el actual centro de Tlalpan debido al Lago de Xochimilco, el bosque templado, las abundantes fuentes de agua dulce,  as especies arbóreas para la construcción y el suelo fértil apto para el cultivo y animales para la caza.

Ésta no es la primera ocasión en que se encuentran vestigios arqueológicos en la UPM. Hace más de 10 años, en la parte suroeste de los terrenos de la Universidad, se descubrieron 18 fosas troncocónicas. En la más reciente excavación en la zona, se descubrieron 20 fosas más, seis contenían entierros individuales, en su mayoría de adultos. Lo más sorprendente de las tumbas era que estaban realizadas con círculos perfectos que lograban realizar los antiguos mexicanos, logrando diámetros de 1.20 metros o 1.50, y hasta de 1.80 a 2.30 metros.

fuente INAH

temas