Hoy se cumplen tres años de la llegada del famoso rover explorador al planeta rojo.

Hace tres años, el 6 de agosto de 2012, con una exposición mediática poco vista en otras misiones espaciales no tripuladas, todo el mundo prestó atención al arribo de un sofisticado robot explorador a Marte, se trataba de Curiosity quien nos dejó helados durante 7 minutos, en los que no se supo si había conseguido su objetivo. Afortunadamente, el simpático rover aterrizó en Marte exitosamente en el cráter Gale llenando de emoción a todos los fans de la ciencia espacial.

From seven minutes of terror, to three years on #Mars. Let's give the NASA’s Curiosity Mars Rover team a big congrats! #Landiversary

Dikirim oleh Google Lunar XPRIZE pada 5 Agustus 2015

El robot llegó a la atmósfera marciana después de un largo viaje de ocho meses, avanzando a una enorme velocidad de 21,000 kilómetros por hora. Desde su llegada a nuestro vecino espacial el rover ha sido de gran ayuda para entender a Marte, gracias a que lleva en su interior instrumentos científicos sumamente avanzados. Actualmente Curiosity es considerada una de las misiones más exitosas de la NASA, alcanzando también un gran impacto mediático por una enorme campaña en redes sociales, incluyendo su cuenta oficial en Facebook, para difundir sus descubrimientos.

Curiosity-Lego-03
El rover de Curiosity ya forma parte de la cultura popular

Su meta inicial era explorar el monte Sharp, una montaña de 5 mil metros de altura ubicada en el centro del cráter Gale, pero el Bradbury Landing, el punto donde aterrizó, fascinó a los científicos, por lo que Curiosity se mantuvo ahí analizando la zona. Gracias a Curiosity ahora sabemos que el Bradbury Landing albergó hace unos 3,500 millones de años un antiguo lago, comprobando que alguna vez existió agua en Marte.

Curiosity ha trazado los cambios estacionales en la atmósfera marciana y la forma en que el dióxido de carbono se queda en las regiones polares del planeta rojo en invierno. Igualmente se ha comprobado la evolución de la temperatura del aire y del suelo, así como la humedad relativa.

Curiosity-Marte
Una de las impresionantes fotos tomadas por el rover: Así se ve la Tierra desde Marte.

La misión, a pesar de su éxito, no ha estado exenta de problemas. El rover puede sortear obstáculos de hasta 75 centímetros de alto, pero las rocas afiladas han desgastado sus ruedas. El año pasado finalmente llegó a la base del monte Sharp, por lo que el rover ha comenzado a subir. Uno de los retos de los próximos años será, gracias a imágenes satelitales, conducir por los caminos menos inhóspitos al robot  y llevarlo hasta alguna de las capas superiores del monte Sharp. Los expertos creen que el viaje será lento, pero están contentos de encontrar sorprendentes hallazgos gracias a la cantidad de diversidad y sitios interesantes en el camino.

Ahora, cuando todo el mundo esta pendiente del paso de una sonda por Plutón o de la llegada de un rover a un cometa, es bueno recordar a Curiosity como la primera misión en años que consiguió que todos estuvieramos pendientes de la ciencia espacial.

temas