Confirman la edad y sexo de los personajes que recibieron abrazados a la lava procedente del Monte Vesubio hace dos mil años.

Uno de los desastres naturales más terribles de la Historia, también fue uno de los artífices de unas de las imágenes más icónicas referentes al amor: “los amantes de Pompeya”, la pareja que quedó abrazada por siempre tras la erupción del Monte Vesubio, en la zona que ocupa hoy la bahía de Nápoles, Italia, en el año 79 d.C.

Desde su descubrimiento ha habido diversas hipótesis sobre el origen de la pareja. Primero fueron bautizadas como Las dos doncellas, bajo la creencia de que se trataba de dos mujeres; posteriormente, se consideró la posibilidad de que se tratara de una pareja heterosexual. Ahora sabemos que ambos eran hombres.

A través de una extensa serie de pruebas de ADN y TAC (tomografía axial computarizada) realizada a los huesos y los dientes de la pareja, un equipo científico, liderado por el profesor Stefano Vanacore, descubrió que uno de los hombres tenía aproximadamente 18 años, mientras el otro era mayor de 20. Además, los investigadores destacaron que la pareja no tenía ningún vínculo parental.

Y aunque el acto de permanecer abrazados es muy íntimo, no hay una forma certera de saber si la pareja tenía o no una relación sentimental.

Otro conclusión a la que llegaron, después de sacar tomografías a los restos de 30 hombres, mujeres y niños muertos por el Vesubio, fue que los romanos de la época tenían una excelente dentadura, lo cual fue atribuido a una dieta mediterránea rica en fibra y baja en azúcar.

Así, Pompeya nos sigue sorprendiendo y mostrando más de la forma en la que se vivía en aquella región del mundo hace dos mil años.

vía The Telegraph

temas