Lamentablemente la sala no permite a las mantis religiosas ver lo mejor del cine humano.

La neurocientífica Jenny Read construyó el primer cine 3D para insectos, aunque no para cualquier sucio bicho, sino para las beatas mantis religiosas. La experta de la Universidad de Newcastle, Reino Unido, realizó el curioso proyecto —que incluye unos minúsculos lentes 3D para cada animalito— como una forma de demostrar que las mantis religiosas tienen visión binocular, la que nos permite ver el efecto 3D en las películas.

En los resultados de su estudio, Read concluye que tenía razón y los insectos son susceptibles de percibir el efecto estereoscópico, permitiendo a las mantis religiosas ver sutiles diferencias con cada ojo. Hasta ahora, sólo se había comprobando que los humanos, las aves y algunos mamíferos tenían esta capacidad.

mantis-r-3d
La mantis cinéfila en toda su gloria

Read tuvo que construir unos pequeños lentes 3D siguiendo el diseño de los años sesenta, con un lente de color azul y otro verde (sustituyendo el clásico color rojo, el cual no es percibido por las mantis). La investigadora pegó los lentes con cera de abeja a los rostros de los insectos, buscando ser muy cuidadosa para no lesionarlos. Después colocó a sus sujetos de prueba a diez centímetros de un monitor de computadora y proyectó un video con efectos que imitaban a las presas de las mantis. Los insectos reaccionaban cuando el efecto 3D se hacía presente, intentando atacar a las falsas presas cuando “pasaban” cerca de ellas.

Read señala en su trabajo que, al tener una percepción de la profundidad muy desarrollada, está cualidad les da a los insectos una ventaja para buscar comida y evitar a sus depredadores.

“Tengo un doctorado en astrofísica teórica. Si, cuando era estudiante, me hubieras dicho que 20 años después estaría haciendo películas para insectos, no te habría creído” indicó Read en una entrevista.

vía National Geographic

fuente Nature

temas