Una investigación científica documenta que la exposición prenatal a la música provoca efectos neuronales a largo plazo y demuestra que los fetos pueden reconocer y recordar sonidos del mundo exterior.

De acuerdo con un estudio científico de la Universidad de Helsinki, después de varios meses de haber nacido, los bebes pueden identificar una canción que escucharon mientras se encontraban en el vientre materno.

El proyecto se realizo con 24 mujeres con más de 6 meses de embarazo. Durante cinco días de la semana 12 de ellas cantaban la canción de cuna Twinkle Twinkle Little Star mientras acariciaban su vientre, las otras 12 formaban el grupo de control, es decir, tenían prohibido cantar.

Después de nacer, los 12 bebés que se expusieron al canto materno fueron estudiados y se descubrió que sus cerebros reaccionaban mucho más que los otros al momento de volver a escuchar la música durante los cinco meses inmediatos después de la concepción.

Eino Partanen, uno de los autores de la investigación declaró:

“Estos resultados demuestran que los bebés son capaces de aprender desde muy pequeños, y que los efectos de su aprendizaje permanecerían en el cerebro durante mucho tiempo”,.

Los científicos creen que el canto y el hablar con el feto mientras se encuentra al interior de su madre resultarían beneficiosos para el desarrollo lingüístico de los recién nacidos.

vía Alpha Galileo

fuente PLOS ONE

temas