El bebé ya cumplió cinco meses y cuenta con un estado de salud muy favorable. 

De acuerdo con una nueva exclusiva de parte de New Scientist, finalmente el primer bebé de “tres padres biológicos” nació hace cinco meses en México, con la intervención de científicos y médicos estadounidenses.

Seguramente al escuchar eso en primera instancia se preguntarán “¿tres padres biológicos? ¿Cómo es eso posible?” Y hay una respuesta: una técnica de fertilidad que, de hecho ha generado controversia y opiniones divididas desde que fue aprobada en el Reino Unido, el año pasado.

El procedimiento, que es denominado como “donación mitocondrial” e, incluso “la técnica de los tres padres”, consiste en algo parecido a la fecundación in vitro, pero con variantes significativas, y es llamada de tal forma, porque para llevarse a cabo es necesario emplear el ADN de tres personas: dos madres, y un padre. 

El propósito de este procedimiento, es el de evitar las enfermedades mediante la eliminación de mitocondrias defectuosas en los genes de la madre. En este caso, la madre del bebé, de origen jordano, fue diagnosticada con un padecimiento neurodegenerativo denominado síndrome de Leigh, que fue causado por mutaciones en el ADN de las mitocondrias y de hecho, y aunque eso también fue el motivo por el que perdiera anteriormente a dos bebés, su deseo de procrear aún continuaba, así que tomó la decisión de probar esta nueva alternativa.

sosteniendo al bebé
John Zhang sosteniendo al bebé

Así bien, para evitar dichas afecciones en el nuevo ser humano, se transplanta el núcleo del óvulo de la madre del bebé, hacia el óvulo sano de la madre donante, posteriormente sólo debe de ser fecundado por el esperma del padre. El responsable de este nacimiento fue el especialista John Zhang, y se decidió que el procedimiento se llevara a cabo en México, porque en Estados Unidos es todavía una práctica ilegal y en México no existe regulación alguna que impida realizarlo.

Esta técnica no ha sido bien recibida con el paso del tiempo, debido a que rompe con la idea normal de la reproducción, sin embargo, la idea de poder procrear a un bebé sano es lo que ha atraído a varias parejas a intentarlo alguna vez y, sobre todo, lo que nos da una cara positiva de la moneda.

fuente New Scientist

temas