El presidente se comprometió a apoyar a la agencia espacial, pero sus críticos recuerdan que les ha reducido el presupuesto.

Elon Musk y Boeing no son los únicos que están pensando en colonizar Marte. De hecho el gobierno de Estados unidos está más que dispuesto a ganarles la carrera a las empresas espaciales privadas.

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, publicó un artículo de opinión en el portal del canal CNN, en el que afirma categóricamente que Estados Unidos enviará una misión tripulada a Marte en el 2030. En el artículo Obama menciona que conquistar el planeta rojo es una prioridad para la NASA y el apoya esa decisión:

“Hemos marcado un claro objetivo global para escribir el próximo capítulo de la historia espacial de Estados Unidos: enviar humanos a Marte en 2030 y traerlos de vuelta a la Tierra, con la ambición final de en un futuro dejarlos allí durante un tiempo prolongado” indica Obama.

De acuerdo con el presidente, su administración está trabajando en conjunto con empresas privadas para diseñar “hábitats” que permitan vivir y transportar a astronautas en misiones de larga duración.

En su artículo Obama remarca que la conquista de Marte ya no puede estar solo en manos del gobierno, sino que requiere “una cooperación continua entre el gobierno e iniciativas privadas”. Por lo que no sería raro que la NASA y alguna de las empresas aeroespaciales más importantes del momento, como Boeing, SpaceX, Virgin Galactic o Blue Origin, colaboren juntos en el proyecto.

De hecho Obama recuerda que ya se tiene contemplado que en un plazo máximo de dos años las compañías privadas serán las que transportarán a los astronautas norteamericanos a la Estación Espacial Internacional.

“Llegar a Marte será un gran salto. Pero los primeros y pequeños pasos ocurren cada día cuando nuestros estudiantes, la generación de Marte, van a clase. Pero recuerden, los descubrimientos científicos no ocurren de golpe, requieren años de pruebas, paciencia y compromiso nacional con la educación” indicó Obama.

Para conseguir su objetivo el presidente Obama remarcó la importancia de invertir en el sector educativo y seguir impulsando las ingenierías y la ciencia.

“Aún siento la misma fascinación sobre nuestro programa espacial que tenía cuando era niño. Representa una parte esencial de nuestra forma de ser, la curiosidad, la exploración, la innovación y la ingenuidad, siempre empujando los límites de los que es posible y lo que no ha hecho nadie antes”, mencionó.

De inmediato después de que se publicó el artículo los críticos del presidente Obama saltaron y comentaron que el actual presidente ha sido responsable de redisir el presupuesto de la NASA y darle más importancia al sector espacial privado.

fuente CNN

temas