Arrokoth: así se formó el extraño muñeco de nieve transneptuniano

Científicos sugieren que la forma de muñeco de nieve de Arrokoth tiene un origen evolutivo.
(Imagen: NASA)

En 2019, la sonda New Horizons de la NASA sobrevoló a Arrokoth, el objeto transneptuniano mejor conocido como el “muñeco de nieve” porque es una figura aplanada parecida a un personaje navideño. Ahora, un grupo de investigadores parece haber encontrado la razón por la que (486958) Arrokoth tiene esa forma.

En la revista Nature Astronomy, investigadores de la Academia de Ciencias de China y el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar (MPS) sugieren que la forma del muñeco de nieve puede tener un origen evolutivo que se debe a la desgasificación volátil.

Arrokoth pertenece al grupo de objetos del cinturón de Kuiper que ocupan órbitas imperturbables alrededor del Sol, se trata de un objeto primitivo formado in situ“, señalan los investigadores. Por lo tanto, conocer si su forma es primordial o evolutiva tiene importantes implicaciones para entender la evolución de los objetos en el cinturón de Kuiper y sus objetos derivados, Centauros y cometas de la familia de Júpiter”.

Los científicos creen que la forma del objeto transneptuniano se debe a la fusión a baja velocidad de dos cuerpos que se asemejan a un muñeco de nieve aplanado.

Arrokoth significa “cielo”

En 2019, después del descubrimiento de Arrokoth, la NASA decidió llamarlo así con el consentimiento de los representantes de la tribu Powhatan.

“El nombre ‘Arrokoth’ refleja la inspiración de mirar al cielo y preguntarse sobre las estrellas y mundos más allá del nuestro”, señaló Alan Stern, investigador principal del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado, en 2019. “El deseo por aprender está en el corazón de la misión de New Horizons, y nos sentimos honrados de unirnos a la comunidad Powhatan y la gente de Maryland en esta celebración del descubrimiento”.

(486958) Arrokoth fue descubierto en 2014 por el equipo de New Horizons a través del telescopio espacial Hubble y, desde entonces, su estudio ha ayudado a entender cada vez más cómo dos lóbulos se fusionaron en uno solo. La NASA señala que esto también podría dar pistas sobre el origen de la Tierra y la vida en ella.

ANUNCIO