Se sabe que debajo del Parque Nacional de Yellowstone en Wyoming, Estados Unidos, se encuentra un supervolcán dormido. Una investigación que se llevó a cabo en Zúrich, Suiza, revela que este volcán no necesita de ningún estímulo externo para que desencadene una erupción enorme, cientos de veces más poderosa que una erupción volcánica normal.

El fenómeno natural más catastrófico que podría ocurrir es la caída de un asteroide en la Tierra. El segundo lugar lo ocupan los supervolcanes. En pocas palabras, se trata de erupciones volcánicas cientos de veces más poderosas y que lanzan enormes cantidades de material ígneo a la superficie. Su poderío es tan brutal que podrían causar inviernos volcánicos (provocados porque la ceniza en la atmósfera cubriría al Sol) que bajarían la temperatura global unos diez grados.

Supervolcán04
Parque Nacional Yellowstone en Wyoming, Estados Unidos

Se sabe que debajo de Yellowstone late un supervolcán que hizo erupción hace unos 600 mil años y envió más de mil kilómetros cúbicos de cenizas a la atmósfera. Anteriormente los científicos creían que para que un volcán como éste hiciera erupción se requería de un estímulo externo, como un terremoto. Pero la investigación dirigida por Wim J. Malfait y Jean-Philippe Perrillat demostró que no es así. Según el Dr. Perrillat:

“Si el volumen de magma es lo bastante grande, debe salir a la superficie y explotar como una botella de champán descorchada.”

De acuerdo a ello, la variación entre la densidad de la roca circundante y el magma bajo la superficie es capaz de provocar una explosión suficientemente fuerte como para desencadenar la erupción de este supervolcán. De producirse, el magma que lance a la superficie, los terremotos y el invierno volcánico cambiarían para siempre la vida en la Tierra y la civilización.

Supervolcán05
Morning Glory Pool, Yellowstone, Estados Unidos

No obstante, debemos advertir que las posibilidades de que ello ocurra son mínimas. Los científicos ya trabajan en formas de medir la acumulación de energía bajo la superficie para prevenir una erupción de esta naturaleza. Además, para que el volcán debajo de Yellowstone acumule suficiente energía debe pasar por lo menos una década.

vía The Independent

fuente Nature Geoscience

temas