Científicos lograron secuenciar el ADN humano obtenido de un hueso cuya antigüedad se calcula en hasta 400 mil años.

Los restos fueron hallados en una cueva de Atapuerca, España, un lugar estudiado desde 1976 y que se conoce como Sima de los Huesos. Ahí se han encontrado los esqueletos de al menos 28 individuos pertenecientes a la especie de los Homo heidelbergensis.

El análisis del ADN de estos fósiles les ha permitido a los científicos determinar la edad de los especímenes, que se estima entre 300 y 400 mil años. En otras palabras, se trata del material genético de origen humano más antiguo que se conozca.

Homo-heidelbergensis-03
Excavaciones en Atapuerca, España

La investigación estuvo a cargo de científicos españoles y alemanes, a quienes les bastó unos pocos gramos de material obtenido de un fémur para conseguir fragmentos de ADN mitocondrial. Esto quiere decir que hablamos de una cadena de ADN que no se encuentra en el núcleo de la célula, sino al interior de las mitocondrias y que sólo se heredan por vía materna. A pesar de que el material se encontraba fragmentado, los investigadores lograron reconstruir la secuencia genómica.

Por otra parte, el descubrimiento ha traído consigo nuevos cuestionamientos sobre los antepasados del hombre moderno. Y es que anteriormente se creía que los Homo heidelbergensis se encontraban en la misma línea evolutiva que los neandertales, debido a sus semejanzas morfológicas. Sin embargo, los fósiles de Sima de los Huesos sugieren que la especie tuvo un antecesor común con los denisovanos, una rama evolutiva distinta que vivió en Rusia apenas hace unos 40 mil años.

Homo-heidelbergensis-02
Esqueleto de un Homo heidelbergensis

Juan Luis Arsuaga, uno de los científicos que firman del artículo de la investigación publicado en la revista Nature, señala al respecto:

“El hecho de que el ADN mitocondrial (ADNmt) del homínido de la Sima de los Huesos comparta un ancestro común con el ADNmt de los denisovanos, en lugar de los neandertales, es inesperado, ya que los restos de su esqueleto tienen rasgos derivados de los neandertales.”

La relación paralela del Homo heidelbergensis con neandertales y denisovanos es un misterio para los expertos, aunque no pierden la esperanza de extraer algo de ADN nucleico de los huesos, pues con eso podrían obtener todavía más información.

fuente Nature

temas