Desde que Julio Verne lo imaginó, la noción del viaje al centro de la Tierra ha existido en la mente de los científicos aficionados, aunque ahora se planea llevar esto un paso adelante: explorar el centro de un planeta muerto.

Tal como si se tratara de una película de ciencia ficción, actualmente se está estudiando la viabilidad de mandar una misión que visite lo que se cree, formó parte alguna vez parte del núcleo de un planeta.

El asteroide 16 Psyche fue descubierto en 1852, pero no fue hasta 1980 que se comenzó a pensar que se trataba de el núcleo de un proto-planeta muerto. Las observaciones realizadas desde la Tierra revelaron que este astro tiene unos 200 kilómetros de diámetro y está constituido por un 90% de hierro y níquel, la misma composición que tiene el núcleo de la Tierra.

Aparentemente, lo que hoy conocemos como 16 Psyche fue el núcleo de un planeta muy similar al nuestro y que nunca terminó por formarse; otra teoría apunta a que sí se formó pero fue destruido por una colisión espacial. Se especula que sus restos  forman parte del cinturón de asteroides que se encuentra entre Marte y Júpiter.

Una de las principales promotoras del estudio de 16 Psyche es Linda Elkins-Tanton, científica del Instituto Carnegie, quien cree el estudio de este asteroide puede revelar información muy valiosa:

“Podemos aprender acerca de los componentes básicos de los planetas durante el primer millón de años del Sistema Solar, en una forma única.”

Por si fuera poco, la probable expedición a 16 Psyche, traería consigo nuevas expereincais para la comunidad científicas. En ese sentido Elkins-Tanton declaró:

“No sabemos lo que vamos a ver. Hemos visto mundos formados por roca y otros por hielo, incluso algunos mundos hechos por gas, pero nunca hemos visitado un mundo de metal. No tenemos idea de lo que veremos ahí. Sólo sabemos que vamos a estar sorprendidos.”

vía New Scientist

temas