Ahora podrás saber cuál es la fruta más sabrosa del montón.

Uno de los dispositivos más interesantes que pudimos ver este año en el CES y que seguramente marcará una pauta para los teléfonos inteligentes que veremos en el futuro. Se trata del Changhong H2, un teléfono que cuenta con un espectrómetro con el cual puedes saber si una fruta está en buen estado, o ver cuánta grasa tiene un alimento.

La forma en la que se usa es muy sencilla. El teléfono cuenta con un sensor molecular SCiO, que sólo tiene que apuntarse hacia el área que se desean escanear y luego de recabar información sobre las propiedades químicas del objeto. En cuanto al resto de su hardware, por ahora sólo sabemos que tendrá una pantalla de 6 pulgadas y se rumora que un CPU de 8 núcleos.

Aunque esta idea de usarlo para conocer “cuál es la mejor fruta” es muy básica, este gadget abre un mundo de posibilidades para su uso, dependiendo las aplicaciones que se desarrollen. Por ejemplo, una app puede detectar entre una medicina pirata y una real; o puede medir la grasa corporal de un ser humano con exactitud.

Aunque aún no hay fechas de salida ni costos para el Changhong H2, pero sabemos que llegará primero a China y se espera que sea lanzado en Estados Unidos a finales del 2017.  Y aunque su diseño no se antoja bonito, lo interesante está en las posibilidades que puede ofrecer un dispositivo así.

fuente SCiO

temas