Los de Cupertino reafirman su postura ante las autoridades.

El FBI no necesitó de la ayuda de Apple para finalmente acceder a la información en el iPhone de uno de los involucrados en el tiroteo de San Bernardino, por lo que el Departamento de Justicia desistirá de su caso contra la empresa de Cupertino. Aún así, Tim Cook y compañía no se han quedado de brazos cruzados.

En un comunicado dado a conocer unas horas después de la noticia, Apple señala que aunque seguirá cooperando con las autoridades en su investigación, también trabajará para mejorar la seguridad de sus dispositivos. Además, la compañía insiste en el tema de la privacidad debe discutirse a un nivel más amplio y abierto. Aquí el texto completo:

“Desde el principio, nos opusimos a la demanda del FBI para que Apple creara una puerta trasera en el iPhone porque creíamos que era un error y sentaría un peligroso precedente. Como resultado de la destitución del gobierno, nada de eso sucedió. Este caso nunca debió de haber sido interpuesto.

Vamos a seguir ayudando a la policía en sus investigaciones, como lo hemos hecho desde el principio, y vamos a seguir aumentando la seguridad de nuestros productos mientras las amenazas y ataques a nuestros datos se vuelven más frecuentes y sofisticados.

Apple cree profundamente que las personas en Estados Unidos y en todo el mundo merecen sus datos, seguridad y privacidad sean protegidos. Sacrificar uno por otro sólo pone a las personas y países en mayor riesgo.

Este caso plantea cuestiones que merecen una conversación nacional sobre nuestras libertades civiles, así como nuestra seguridad colectiva y privacidad. Apple mantiene su compromiso de participar en esa discusión.”

vía Gizmodo

temas