Es momento de detenernos un rato, y recapitular cuáles fueron los juegos más memorables del último año.

Y así, casi como si nada, otro año más se nos escapa de las manos como agua. Pero ¡oigan, no tan rápido! Antes de preparar las uvas para recibir el 2016 en compañía de nuestros seres queridos, ¿por qué no nos detenemos un poco y hablamos acerca de los mejores videojuegos que disfrutamos a lo largo de los últimos meses?

Como cada año, nosotros ya elegimos los juegos que más nos marcaron. Con una entrega diseñada para cada momento y estado de ánimo, pudimos aventurarnos en las heladas tundras de Siberia, entrar en épicas batallas de tinta con nuestros amigos, levantar una nueva Motherbase y reclutar nuestro propio ejército, e incluso, visitamos otros planetas para restaurar el orden en la galaxia.

Sin más preámbulo, pueden leer nuestra selección. Y como sabemos que hay varias joyas que no hemos mencionado, ¿por qué no nos cuentan también cuáles fueron sus juegos favoritos este 2015?

10. Super Mario Maker

Una de las mayores celebraciones del año fue el aniversario número 30 del lanzamiento del primer Super Mario Bros. que, por supuesto, Nintendo no dejó pasar desapercibido. Para festejarlo, en septiembre, lanzó Super Mario Maker, un entretenido editor de niveles en el que pudimos echar a andar nuestra imaginación y convertir nuestras ideas en niveles de verdad. Además, el juego aportó horas y horas de diversión a los fanáticos del plomero italiano, pues no solamente es posible crear, sino también navegar entre una galería repleta de miles y miles de niveles hechos por la comunidad; algunos absurdamente desafiantes, por cierto.

Lo mejor, es que en Super Mario Maker prácticamente todo lo que tengamos en mente puede hacerse realidad: nuestro espacio está completamente a merced de nuestras reglas, por lo que es posible invertir días en experimentar con las posibilidades y todas las variaciones visuales en los diferentes platformers de Mario. Sin duda, Super Mario Maker es una entrega diseñada especialmente para todos los nostálgicos de Nintendo que quieren darse una vuelta por la evolución de la serie en la comodidad de su Wii U.

9. Star Wars: Battlefront

https://www.youtube.com/watch?v=mByznNYCWTY

Si hay un juego que apele a los fans de una de las franquicias más legendarias de manera impecable, es Star Wars Battlefront. Más que una secuela a los populares juegos que vieron la luz a mediados del nuevo milenio, esta nueva entrega de Battlefront se siente más como un fresco reinicio. Dejando atrás las innecesarias campañas históricas, EA y DICE decidieron enfocarse totalmente en la experiencia multijugador y nada más.

Si bien DICE no es ningún desconocido de los shooters gracias a los exitosos Battlefield, con Battlefront lograron plasmar excelentemente bien el sentimiento de controlar un AT-AT mientras que al mismo tiempo hacen que te sientas inmerso en una batalla a gran escala sobre el frío Hoth, o te llevan a sobrevolar Tatooine mientras disparas los cohetes de Boba Fett, o a blandir tu lightsaber como Luke Skywalker al defender un punto de control.

Star Wars Battlefront es una gran experiencia que otorga horas de diversión y que podemos disfrutar tanto en consolas como en PC, es un título obligado para cerrar con broche de oro la euforia por la saga galáctica que nos invadió este año.

8. Halo 5: Guardians

Después de algunos años de espera y grandes campañas publicitarias previas a su lanzamiento, en octubre por fin tuvimos la oportunidad de ponernos, una vez más, en los zapatos de Master Chief en Halo 5: Guardians. Pero, para esta parte de la franquicia, las reglas cambiaron un poquito, pues 343 Industries nos contó la historia desde dos perspectivas distintas que por momentos se entrecruzan, dándonos por primera vez la posibilidad de intercambiar de entre dos equipos diferentes –el segundo encabezado por Jameson Locke– a lo largo de la campaña principal.

Por supuesto, una de las características principales de Halo siempre ha sido lo divertido que resulta sentarte a disfrutar de los modos multijugador, y en Guardians vienen más que recargados, especialmente en Warzone, donde los jugadores pueden lanzarse a competir en equipos de 12 personas cada uno, a través de la exploración de mapas gigantescos, lo que ofrece grandes posibilidades tácticas y desafíos interesantes.

Con esta entrega, 343i demuestra que la expansión del universo de Halo apenas comienza, por lo que si no quieres perder detalle de nada, Guardians es algo que debes tener en la lista.

7. StarCraft II: Legacy of the Void

La segunda parte en la historia del increíble RTS de Blizzard por fin cerró con el último capítulo de la trilogía, contado desde la perspectiva de la legendaria raza de los Protoss y su ahora máximo dirigente, Artanis. Para todos aquellos que han seguido la serie a través de los años, Legacy of the Void es una joya que acentúa considerablemente sus principales atractivos: desde la conclusión de la historia que se divide en varias y desafiantes –por no decir frustrantes– misiones, hasta, por supuesto, los modos competitivos, que sin duda nos mantienen al borde del asiento al momento de intentar vencer a nuestros oponentes.

Legacy of the Void embona perfectamente como la última parte de StarCraft II, culmina la decisión de los unidos Protoss por recuperar lo que les pertenece y, lejos de ser el cierre de la serie en general, nos da pauta a que la acción apenas comienza.

6. Bloodborne

Que Bloodborne fuera una de las exclusivas para PlayStation 4 más esperadas del año, no es una sorpresa. Y es que, la nueva franquicia de FromSoftware, creadores del excepcional Dark Souls, sigue su desafiante sendero, poniéndonos en el rol del Hunter para adentrarnos en la enorme y oscura Yharnan, mientras desenmascaramos lentamente la historia y nos enfrentamos a poderosos enemigos y jefes.

Como un buen RPG que combina buenos elementos de acción, y sobre todo, como una concepción más de FromSoftware, Bloodborne es un juego que tiene bastante jugo por exprimir, con buenos picos de dificultad y, sobre todo, una historia compleja que te invitará a sentarte más de una vez a jugar. Definitivamente, uno de los títulos que todo dueño de un PlayStation 4 debe probar.

5. Fallout 4

La esperada secuela de este juego post-apocalíptico llegó como un golpe de hype que se convirtió en un fenómeno, tanto para propios, como para extraños. La historia no se aleja mucho de lo que ha hecho popular a la saga: en una distopía donde el mundo ha sufrido las consecuencias de una guerra nuclear, tú emerges de la bóveda: el hogar subterráneo donde te refugiaste durante muchos años.

En realidad, Fallout 4 es un título que cualquiera puede disfrutar, si se tiene la paciencia necesaria, pues presenta un gran mundo abierto con un sinnúmero de lugares que explorar y cosas por encontrar, enemigos que requieren más que sólo balas para acabar con ellos –insisto: paciencia–, posibilidades de personalización que hacen que cada jugador moldee un personaje único y otras novedades, como la posibilidad de crear edificios, así como modificación y alteración de armas.

Todo esto en conjunto, convierte a Fallout 4 en uno de esos juegos que pueden mantenerte atado por horas, y lo mejor es que puede encontrarse en casi todas las plataformas.

4. Splatoon

Retrocedamos a E3 del año pasado, luego de que Nintendo nos dejara ver por primera vez el aspecto de su nueva propiedad intelectual: un tal Splatoon. Muchos fanáticos de la compañía y su cuidadísimo catálogo de juegos, estuvieron un poco incrédulos. Y es que, de alguna manera, Splatoon representa la osada incursión de Ninty en un terreno que ya se veía estrictamente gobernado por títulos como Call of Duty, Battlefield y Halo: el de los shooters.

Splatoon es otra lección honesta de lo que muchos desarrolladores se empeñan en negar: eliminar el modo historia o hacer de él algo completamente prescindible es una buena idea si se tiene en claro el enfoque principal del juego, en este caso, la nueva IP de Nintendo llegó con la idea clara de ofrecer el mayor porcentaje de su diversión a la ola en línea, y no a su breve campaña de un jugador.

Lo más interesante es, que con una saturación de colores alegres, creativas armas y arenas que se convierten en tu dolor de cabeza cuando estás rodeado de enemigos del equipo contrario, Splatoon dominó el género con facilidad, dejando en claro que los Inklings llegaron para quedarse, y que no se necesitan entornos hiperrealistas para divertirnos en un TPS.

3. Rise of the Tomb Raider

Cuando Crystal Dynamics se dio a la tarea de darle un giro a la icónica serie de Tomb Raider con un reboot hace dos años, no esperábamos que lo que íbamos a ver sería tan increíble. El estudio, nos trajo entonces a una joven Lara Croft descubriendo su destino desde el inicio, en aquél momento conocimos a una versión de ella mucho más inexperta y vulnerable, pero bastante brillante y valiente.

Rise of the Tomb Raider es la segunda parte de esta nueva historia –que ya se está expandiendo a través de varios medios como los cómics y próximamente el cine–. Como era de esperarse, vino a mejorar considerablemente lo ya aventajado en la entrega anterior, llevándonos a locaciones mucho más grandes y detalladas, experimentando con más posibilidades en el gameplay y, por supuesto, sumergiéndonos en una historia más compleja que la anterior.

Rise of the Tomb Raider se enlistó este 2015 entre las exclusivas más grandes que recibió Xbox One,  ysi ustedes tienen uno, éste es definitivamente uno de los juegos que deben probar. La buena noticia es que 2016 será un buen año para aquellos que esperan jugarlo en PC y PlayStation 4.

2. Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Uno de los nombres que más escuchamos durante el año, fue el de Hideo Kojima, y no era para menos. Desde marzo, todos los rumores y la especulación respecto a la separación de Konami que ahora es más que un hecho, sin duda dieron mucho de qué hablar. Pero dejando un poco a un lado todo el escándalo que ya conocemos, este año se estrenó Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, juego que no solamente representaría el final de una era, el último aporte de Kojima a Konami, sino también, un punto revolucionario y épico para la franquicia.

Tantos años de espera valieron la pena cuando el juego llegó a nuestras manos a mitad del verano. Metal Gear Solid: The Phantom Pain saca a relucir grandes atributos a través de su maravilloso aspecto visual, el detalle, la música, la fluidez de cada animación y, como es de esperarse en una entrega de la serie, una narrativa impresionante. El mundo que presenta es ampliamente explorable y por ende, terminar de encontrar cada cosa y completar cada misión con el mejor puntaje posible, puede llegar a ser una tarea a la que hay que poner un buen empeño.

Konami prometió que aún sin la mente maestra detrás de Metal Gear la serie continuará estando presente de alguna u otra manera, pero ¿será que podremos volver a jugar algo tan espléndido como The Phantom Pain? Sólo el tiempo podrá decírnoslo.

1. The Witcher III: Wild Hunt

Pocos juegos logran crear una atmósfera tan vívida e inmersiva desde los primeros momentos como lo hizo la tercera entrega de The Witcher.

Basado en los libros del polaco Andrzej Sapkowski, este RPG nos pone en el papel de Geralt de Rivia, un cazador de monstruos que recorre el mundo, librando interminables batallas, tanto en contra de los peligros que lo acechan, como de sus propios demonios. El estudio CD Projekt Red, logra sumergirnos de lleno en una historia de proporciones épicas, con personajes muy bien escritos, paisajes que hacen gala del motor gráfico, y –literalmente– cientos de quests por descubrir y realizar.

Algo que convierte a The Witcher III en uno de los top of the class, es el detalle al mundo: nos encontramos con locaciones que van desde pantanos, criptas, bosques, hasta ciudades llenas de comerciantes, guardias, y toda clase de personas, lo cual, indudablemente dota de una increíble vida al juego. Normalmente tendrás que utilizar tus habilidades de cazador para terminar con infestaciones de hombres lobo, brujas come-niños o hipogrifos que roban ganado, ésto a través de grandes secuencias de combate que requieren de nuestros mejores sentidos.

The Witcher III: Wild Hunt, termina siendo un juego que lo tiene todo: una gran historia, divertidas mecánicas, paisajes que te dejarán con la boca abierta y sobre todo, una cantidad que raya en lo absurdo de cosas por hacer.

Mención honorífica: Lara Croft GO

Para el deleite de los puzzles en móviles, este año llegó un nuevo título en la serie GO de Square-Enix Montreal, dedicado en esta ocasión a nuestra arqueóloga favorita, Lara Croft. El sucesor del también exitoso Hitman GO captura los elementos básicos de su gameplay: tableros en los que deberemos mover al personaje y utilizar los recursos en pantalla para resolver algunos acertijos, a medida que el juego avanza, más complicado se torna.

Para esta entrega que puede encontrarse en Android, iOS o Windows Phone, el aspecto visual fue considerablemente renovado, y, como era de esperarse, varios de los acertijos hacen uso de elementos clásicos de Tomb Raider, como las palancas, sogas, trampas, esculturas, etcétera.

Si están en busca de un juego entretenido para llevar a todos lados, en definitiva Lara Croft GO es la opción.

temas