En una época en que la radio FM, los discos compactos y los cassettes son algo que ya entran en el terreno de la nostalgia, las famosas “grabadoras” o estéreos van perdiendo terreno, pero este es un dispositivo con el potencial de revivirlos.

Se trata de Rocki, un pequeño aparato que a través de Wi-Fi logra reproducir música desde una aplicación en un smartphone hacia cualquier aparato con entrada auxiliar de 3.5 mm. Esto incluye prácticamente a todos los viejos reproductores que uno podría tener en casa.

Este concepto ya ha sido explorado por empresas como Apple que a través su Airport Express ofrecen la posibilidad de conectarlo a cualquier bocina para reproducir música a través de una red inalámbrica. La diferencia (además del precio) es que Rocki es un gadget más pequeño y colorido que además no necesita conexión a internet por medio de cables. De esta forma puedes conseguir varias de estas coloridas rocas de plástico y poner una en cada rincón de tu casa y desde tu teléfono, elegir en qué bocina quieres que se reproduzca.

Rocki-02

Ahora viene lo interesante, este proyecto está buscando el financiamiento colectivo a través de Kickstarter, en donde ha lanzado la pre-venta de estos dispositivos a un precio inicial de 45 dólares. La meta era de 50 mil dólares para comenzar la producción, pero a estas alturas ya han reunido más de 55 mil dólares, y aún quedan 23 días para que se cierre la colecta.

Lo más probable es que para enero del próximo año veamos los primeros Rockis vendiéndose en tiendas en línea, así que si les interesa ser uno de los primeros compradores, pueden apoyar al proyecto en este inicio con unos cuantos dólares.

vía Engadget

fuente Kickstarter

temas