Investigadores del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada comenzarán las pruebas piloto de un dispositivo diseñado para aprovechar la energía generada por el movimiento de las olas para generar electricidad.

Este proyecto lleva el título de Desarrollo de Convertidores de Energía del Oleaje (DesCEO), una estructura de tres módulos que flotan y están unidos rígidamente. Estas tres partes están ancladas al fondo del mar por cables, de forma que el movimiento del dispositivo que flota hace que se muevan al menos tres poleas que generan la energía para convertirla en electricidad.

Francisco Ocampo Torres, investigador del Departamento de Oceanografía Física y responsable del proyecto, señaló que este diseño está siendo probado a escala en un canal de olas de la Universidad Autónoma de Baja California, y hasta el momento ha funcionado conforme a lo planeado.

Actualmente el proyecto es apoyado por el Fondo de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico del CICESE y colaboran el Grupo de Oleaje y el Laboratorio de Energía Renovable y Sostenible.

Desafortunadamente el futuro de este proyecto innovador es incierto, ya que cuando terminen las pruebas, también los recursos económicos. Por el momento no hay un presupuesto para escalar el dispositivo, por esto están buscando financiamiento y analizan someter una propuesta de investigación y aplicaciones a uno de los fondos conjuntos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Secretaría de Energía.

Aún así, el investigador Ocampo Torres se dice optimista para que en los próximos años habrá instrumentos que podrían ser probados en el mar, aunque todavía falta mucho camino por recorrer para superar obstáculos como lo impredecible de la naturaleza y lo corrosivo de la sal marina.

El aprovechamiento de la energía de las olas puede proporcionar un suministro seguro de electricidad ecológica para muchos años. El respaldo y fomento a este tipo de tecnologías ayudaría significativamente a que México cumpla su objetivo de llegar al año 2030 cubriendo un 35 por ciento de sus necesidades energéticas empleando fuentes renovables.

Actualmente países como Reino Unido, Escocia, Canadá, Estados Unidos, Japón y Australia entre otros, también desarrollan dispositivos similares aunque hasta el momento ninguno ha sido instalado.

vía Agencia ID

fuente Academia Mexicana de Ciencias

temas