La compañía quiere evitar que su nuevo sistema operativo tenga problemas por escasez de apps.

Dentro de la larga conferencia Build 2015 de hoy, una de las noticias más sobresalientes e inesperadas que dio Microsoft fue el anuncio de que Windows 10 facilitará a los desarrolladores portar una app de iOS (Objective C) o Android (Java/C++) de forma fácil y sencilla, prácticamente sin tener que hacerle cambios para poder correr desde el nuevo sistema operativo. Con esto, la compañía busca dejar atrás el gran problema que enfrentó Windows Phone: la poca variedad de apps o su enorme tardanza para llegar a los teléfonos de Microsoft.

En la presentación anterior ya se había hablado de que Windows 10 contaría con apps universales, las cuales servirían para todas las versiones del sistema operativo, tanto en computadora de escritorio como en dispositivo móvil. Pero en la conferencia para desarrolladores se indicó que la universalidad era real, es decir, que Windows 10 permitirá importar el código de aplicaciones de Android o iOS a Windows 10, sólo realizando algunas modificaciones menores para volverlas compatibles con el SO.

Esta noticia abre las posibilidades para los desarrolladores de apps, asimismo la compañía señaló que los ports serán prácticamente iguales a las versiones originales de Android o iOS, y mostró cómo lucen varias de ellas. Con esto, Microsoft acepta que en el segmento móvil son débiles, sobre todo por la poca variedad de apps, pero busca recuperar terreno al simplificarle la tarea de los desarrolladores para que nutran su tienda de software.

fuente Mashable

temas