No es un producto del lejano futuro, es real y ya está aquí.

Vortex Bladeless es una startup española que cuenta con un único pero peculiar producto: una turbina eólica sin aspas. La idea, que de entrada suena tan inverosímil como un auto sin ruedas o un avión sin alas, ha conseguido la atención de cientos de ingenieros, sobre todo de Boston, donde actualmente se encuentran operando.

El dispositivo de Vortex es un cilindro vertical de fibra de vidrio en forma de cono, con una estructura ligera, pero rígida, la cual convierte las brisas y los vientos en energía eléctrica. Las turbinas de Vortex consiguen prescindir de las clásicas aspas de los molinos gracias al fenómeno de la vorticidad, del que toman su nombre. La vorticidad es un efecto aerodinámico que produce un patrón de vórtices que giran.

vortex1

Pero las turbinas de la compañía no son sólo peculiares por su diseño, sino que permiten una disminución de los costos del proceso de fabricación en un 53%.

 “Al funcionar sin palas, el diseño elimina muchas de las partes móviles y mecánicas del molino tradicional, lo que reducirá notablemente los costes de fabricación y de explotación de la energía eólica”, asegura David Suriol, uno de los fundadores de Vortex Bladeless.

El prototipo actual permite que el mástil vibre tanto como sea posible (un aumento de masa reduce la frecuencia natural). En la base del cono se colocan dos anillos, los cuales actúan como una especie de motor no eléctrico. Cuando el cono oscila, los imanes de repulsión tiran de él en la otra dirección, con un ligero empujón para impulsar el movimiento del mástil independientemente de la velocidad del viento.

Los prototipos actuales realizados por la compañía alcanzan los seis metros de altura, aunque Vortex Bladeless planea hacer versiones de mayor tamaño, incluyendo una turbina de más de 100 metros de alto. La compañía busca iniciar una campaña de fondeo en junio para aumentar el alcance de su producto.

vía If Science

fuente Vortex Bladeless

temas