Después de 4 años, Valve regresa con una nueva apuesta basada en su anterior éxito.

De manera inesperada, durante uno de los descansos del torneo DOTA 2 The International, Valve reveló que está preparando Artifact, que marca su regreso al mundo de los videojuegos luego de 4 años sin lanzar nada nuevo.

Artifact estará justamente basado en su último juego, el popular DOTA 2, solo que su nueva apuesta no será será un juego de estrategia (o no completamente), sino un juego virtual de cartas -al estilo Magic– que se aprovechará de los fantásticos diseños de DOTA 2. Por el momento se sabe muy poco de Artifact, solo que cada jugador contará con cinco personajes y que deberá llevarlos a través de un tablero virtual por un camino dividido en tres rutas lleno de retos y peligros.

Contaremos con un mazo de cartas virtual, que nos permitirá defendernos de ataques con criaturas fantásticas, así como equipar objetos y habilidades a nuestros personajes.

Artifact todavía se encuentra en desarrollo, pero se espera que esté disponible en algún punto por confirmar del 2018.

fuente The Verge

temas