Militares juegan Pokémon Go para entender por qué la gente se infiltraba en sus bases

Al menos tres generales jugaron Pokémon Go para entender con qué se comía eso.
(Imagen: CEN)

La gente ha hecho de todo para conseguir sus Pokémon favoritos y con suerte uno legendario en Pokémon Go, incluso infiltrarse en una base militar. Así le sucedió a los militares canadienses, y varios oficiales recibieron la orden de jugar Pokémon Go para entender qué llevaba a todas esas personas a entrar a sus bases. Parece que los soldados terminaron por entender en qué consistía el juego y seguro alguno de ellos continúa cazando Pokémon.

También te recomendamos: Pokémon GO presenta la función Aventuras Con Tu Compañero

Lanzado en julio de 2016, Pokémon Go se convirtió en un fenómeno mundial casi al instante. Y desde entonces la base militar Fuerte Frontenac en Canadá ha sorprendido a varias personas atrapando Pokémon dentro de sus instalaciones. Como los soldados querían entender de qué se trataba todo eso mandaron a varios oficiales a probar el adictivo juego de realidad aumentada. Nuevos documentos revelaron lo que lograron descubrir sobre el juego:

Por favor hagan saber a los Comisionados que según parece el Fuerte Frontenac es un PokeGimnasio y una PokeParada. Seré completamente honesto y diré que no tengo idea qué es eso, escribió el teniente Jeff Monaghan.

Y parece que los militares tuvieron que reunir un pequeño equipo de logística para descifrar el juego:

Parece que la premisa del juego es dirigirse a las PokeParadas/PokeGimnasios para recolectar “Pokemones.” Casi deberíamos contratar a alguien de doce años para que nos ayude con esto

escribió David Levenick, experto en seguridad en la Base Borden ubicada cerca de la ciudad de Toronto. Al final pusieron a tres oficiales de diferentes bases a jugar Pokémon Go, recorriendo las instalaciones con celular en mano para cazar Pokémon.

Los militares habían encontrado un par de hombres sospechosos que conducían un auto dentro de la base de North Bay, Ontario. Resultó que el par de despistados estaban explorando el lugar en busca de Pokémon. También atraparon a una madre que se había infiltrado con sus hijos al museo de la base de Borden y estaban retozando sobre los tanques en busca de sus mascotas virtuales.