En un texto el filósofo y ensayista español Eduardo Subirats plantea: “Pantallas nos informan; pantallas nos ponen en contacto con el mundo; pantallas nos vigilan; pantallas formulan nuestros deseos y extienden nuestros sentidos; pantallas registran, reproducen, producen, crean; pantallas nos sitian; pantallas trazan las señas de nuestra identidad subjetiva y nuestro inconsciente colectivo; pantallas dan cuenta de nuestra felicidad y nuestra desesperación… Todo, desde nuestros sueños hasta las grandes decisiones que afectan al porvenir de la humanidad parece haberse convertido en un prodigioso efecto de pantalla. La definición de una cultura y una sociedad como espectáculo a gran escala, y la complementaria concepción de la existencia reducida a un efecto de pantalla supone, al mismo tiempo, aceptar que nada puede escapar a una concepto extendido y universal de diseño. El mundo como espectáculo virtual es una obra de arte total.”

Y las compañías tecnológicas, quizá sin reflexionarlo, le dan la razón. Por ejemplo, LG nos tiene acostumbrados a una publicidad un poco macabra pero viral, y esta campaña, si realmente no utiliza actores, podría ser el ejemplo más brutal de cómo asustar a la gente para vender un producto.

La publicidad de las pantallas LG ha estado causando agitación en las redes de todo el mundo con campañas inteligentes y divertidas que han provocado a muchos varias carcajadas.  Esta vez, para promocionar su nueva Ultra HD 84LM9600, LG ha creado un anuncio que nos muestra la reacciones de diversas personas ante la potencial caída de un meteorito. Para esto instalaron una pantalla en un despacho, camuflada a manera de una ventana y engañaron a la gente haciéndole creer que un meteorito se estrellaba en la Tierra

Supuestamente la gente en el video son personas inocentes que tratan de buscar trabajo. Todo parece indicar que la pantalla de LG es absolutamente realista. Por fin podremos ver películas apocalípticas que nos asusten de verdad.

Pero no es la primera vez que intentan llegar al público con estas tácticas. Y es que una publicidad inteligente siempre es una gran estrategia de ventas. En Holanda quisieron hacer énfasis en lo delgado de sus pantallas con este divertidísimo comercial:

¿Y qué podemos decir de este?, la alta definición está invadiendo nuestras vidas, podemos sentir a través de los cristales y ver todo con una definición increíble. ¿Cuántos no habrían caído en una ilusión como esta?

Y para finalizar, uno de los más conocidos, la broma en el elevador, las pantallas que se quiebran bajo nuestros pies y amenazan con llevarnos al abismo junto con ellas:

¿Será que nuestra relación con las pantallas cambiará según avance su realismo? Ya de por sí es difícil distinguir la virtualidad de la realidad. Aún así “El mundo como espectáculo virtual es una obra de arte total.”

temas