Terminó el plazo para que Canonical reuniera los fondos necesarios para financiar el Ubuntu Edge, un smartphone de gama alta que logró romper todos récords anteriores de crowdfunding y que sin embargo, no alcanzó la meta de 32 millones de dólares.

Al cierre de la campaña en Indiegogo, el Ubuntu Edge marcó una cifra de 12,812,776 dólares, algo incluso por encima del exitoso reloj Pebble que hasta hace poco mantenía el récord más alto de recaudación. De cualquier forma, Canonical sólo junto una tercera parte de los recursos estimados para llevar a cabo su proyecto, el cual desde un inicio parecía demasiado ambicioso para llevarse a cabo.

A pesar del fracaso de la campaña, el fundador de Canonical, Mark Shuttleworth, no piensa que todo esté perdido. Y es que según él, Ubuntu Edge ha despertado un gran interés por parte de algunos fabricantes y podría llegar al mercado, de alguna u otra forma, en un futuro no tan lejano.

Quizá el monto solicitado para el teléfono fue demasiado alto o quizá las recompensas no eran lo suficientemente atractivas; lo único seguro por ahora es que aunque la iniciativa no pudo materializarse a través del crowdfunding, ha servido como una importante plataforma para el proyecto.

temas