Beacon es el nuevo dispositivo de Uber con el cual podrás distinguir a el auto que pediste y a tu conductor. 

Una de las grandes deficiencias de Uber está fuera de su aplicación y se trata de lo difícil que resulta muchas veces distinguir el coche correcto que pediste. Uno podría alegar que debes fijarte en las placas, pero seamos honestos, ¿cuántos de nosotros hacemos esto? Cientos de veces, al salir de un bar, una fiesta o un hotel, vemos filas y filas de carros que podrían ser nuestro Uber, yo me he confundido más de una vez y me he subido al auto equivocado creyendo que se trata del que pedí.

Pues bien, eso se acabo ya, la compañía de transporte privado más famosa del mundo acaba de crear su primer producto de hardware llamado Bacon y se trata básicamente de un logotipo de Uber de plástico que los conductores pueden colocar al interior de su parabrisas. El dispositivo se activa a través de Bluetooth, por lo que, luego de aceptar el viaje te aparecerá en la pantalla un mensaje de la app, donde te pide que elijas un color específico. Si eliges verde, el logo del parabrisas de tu conductor, será verde, lo mismo sucederá si eliges el magenta o el amarillo.

En realidad, y si lo pensamos bien, con el asunto de las placas es suficiente, sin embargo este no sólo es un intento más de Uber por mejorar su servicio y facilitar que reconozcas el auto que te recogerá, se trata también de personalizar aún más su oferta. Es decir, al seleccionar un color, lo puedes creer o no, te sentirás mucho más especial e identificado con la marca.

Beacon inició como un experimento de Seattle hace poco más de un año, y donde la compañía ha proporcionado a sus conductores en Seattle luces LED, largas y delgadas para insertarse en el interior de sus parabrisas. Los pasajeros podían controlar el color del dispositivo para que identificaran mejor a sus conductores. Uber encontró que Beacon reduce la necesidad de establecer contacto entre los conductores y pasajeros vía telefónica, al tiempo que las tasas de cancelación en lugares complicados para distinguir el auto se redujeron. Estos resultados son los que han convencido a la compañía para llevar el dispositivo al siguiente nivel, aunque realizar esta tarea implica que la producción del dispositivo tiene que ser sumamente barata, pues Uber tendría que distribuirlos en sus 1.5 millones de conductores alrededor del mundo, y si bien Uber está valuada en $68 millones de dólares es difícil entender cómo podrán lograr este paso.

Lo cierto es que la empresa ha considerado todos los detalles de diseño. Eso incluye asegurarse de que la señal no estuviera a ras con el parabrisas, y más bien permaneciera un poco separado del parabrisas para que los conductores puedan ver el color que su pasajero escogió en el reflejo.Resulta entretenido e intersante que el color del faro se pueda personalizar para corresponda con ciertos eventos como el triunfo de algún equipo de futbol, por ejemplo. El dispositivo es inalámbrico, y puede funcionar durante 20 horas con una sola carga.

Para empezar, Uber distribuirá su nuevo gadget en cinco ciudades: Miami, Nashville, Denver, Belfast, y Newcastle. Los conductores recibirán sus señales sin costo alguno. Los dispositivos se pondrán en marcha en más ciudades a lo largo de 2017.

vía The Verge

fuente Uber

temas