Hoy la compañía de Elon Musk dio una gran noticia, pues anunció que liberará sus patentes para todos aquellos que deseen utilizar su tecnología.

A través de una publicación firmada por el propio Musk, se explica que esta decisión ha sido tomada bajo el “espíritu del movimiento de código abierto”, con el objetivo de impulsar la tecnología de vehículos eléctricos. Esto significa que la empresa no demandará a nadie que “de buena fe” haga uso de sus avances patentados.

¿Y por qué es una buena noticia? Pues porque lo hecho por Tesla Motors podría marcar un precedente para el crecimiento y la estandarización de la industria de vehículos eléctricos. Claro, no debemos ignorar que la compañía es la líder de su mercado, así que al final de cuentas ellos se convertirían en el estándar.

En su publicación Elon Musk deja claro que este movimiento responde más a una necesidad que a un acto de caridad. Y que aunque en un inicio las patentes servían para evitar que los grandes fabricantes les robaran su tecnología, con el paso del tiempo esto sólo ha evitado el avance de los automóviles eléctricos, mientras que los coches de gasolina siguen inundando las calles.

Habrá que ver qué tan flexibles son las políticas de Tesla y cuáles son las fronteras de la “buena fe”. Aún así, parece una gran oportunidad para hacer un cambio profundo en una industria tan tradicional como la automotriz. Por ahora me quedo con las palabras de Musk acerca del (ab)uso actual de las patentes:

“Pensaba que las patentes eran algo bueno y trabajé duro para obtenerlas. Y quizás fueron buenas hace mucho tiempo, sin embargo, generalmente ahora sólo son medidas para detener el progreso, afianzar las posiciones de las grandes corporaciones y enriquecer a los abogados, en lugar de a los verdaderos inventores.”

fuente Tesla Motors

temas