Uno de los principales objetivos de la misión será descubrir si Marte albergó condiciones para la vida..

Los planes de la NASA para viajar a Marte no se detienen. Mientras siguen trabajando en el desarrollo de la tecnología que les permita viajar al Planeta Rojo, también están haciendo planes para el amartizaje. Porque de nada serviría mandar naves a nuestro vecino cósmico, si no podemos descender de forma segura en su superficie.

Es por eso que la agencia espacial ya ha seleccionado tres lugares para la llegada de la misión a Marte que se realizará en 2020. Los lugares fueron seleccionados cuidadosamente, debido a su tipo de suelo, el bajo peligro que puede representar el terreno a los rover y los recursos (minerales y agua) que pueden existir alrededor.

  • El noreste Syrtis, una parte muy antigua de la superficie de Marte.
  • El cráter Jezero, una vez el hogar de un antiguo lago marciano.
  • Columbia Hills, dentro del cráter Gusev, donde se encuentra el rover Spirit.

La nave (un cohete Atlas V 541) y sus tripulantes (robots) tendrán que determinar la habitabilidad del entorno, averiguar si la vida microbiana prosperó alguna vez y evaluar los recursos naturales y riesgos para los futuros exploradores humanos. Tener un lugar apropiado para descender es fundamental para que el rover de la futura misión pueda moverse con facilidad y cumplir todos sus objetivos.

Columbia Hills, dentro del cráter Gusev, donde se encuentra el rover Spirit.

De entre todos los sitios elegidos, es en Columbia Hills donde los datos recogidos por el Spirit han revelado la existencia de aguas termales fluyendo a través al interior de las colinas. Pero esto no es garantía de que selecciones este sitio para el amartizaje. Pasará algún tiempo para que termine el debate científico y podamos conocer el lugar exacto, además, no se ha dado a conocer el plan exacto de cómo piensan regresar la nave a nuestro planeta.

fuente NASA

temas