Toshiba deja de fabricar computadoras personales, vendió el negocio a Sharp

Sharp ahora es dueño de lo que queda de la línea de laptops de Toshiba.
(Toshiba)

Toshiba le dijo adiós al negocio de las computadoras personales y vendió su participación restante del 19,9 por ciento en su marca de portátiles Dynabook a Sharp, luego de 35 años de historia como fabricante e impulsor de las PC.

Según informa el sitio Gizmodo, Toshiba ya había vendido su participación del 80,1 por ciento a Sharp en 2018, así que sólo hizo oficial su retiro de la industria. No se sabe exactamente qué provocó el declive de Toshiba, aunque se piensa que fracasos comerciales como el HD DVD (que fue aniquitada por la llegada del Blu-ray) no le ayudaron a competir con Apple, Dell y Lenovo.

La compañía fue pionera en el espacio de las computadoras portátiles. Su T1100 de 1985 es ampliamente considerada la primera computadora portátil convencional y estableció una plantilla de diseño para portátiles que no cambió mucho hasta que llegó la línea PowerBook de Apple en 1991. Toshiba prosperó en las décadas de 1990 y 2000 con sus líneas Satellite, Portégé y Qosmio. La primera computadora portátil de este escritor fue una Satellite de 13,3 pulgadas de 2002.