Steve Wozniak demanda a YouTube por estafas de Bitcoin en su nombre

El cofundador de Apple demandó a YouTube por no haber hecho caso a sus solicitudes de eliminar videos que promueven estafas de Bitcoin.
(Foto: Getty Images)

Steve Wozniak, el genio y cofundador de Apple, está furioso y quiere la cabeza de YouTube. Wozniak presentó una demanda contra la plataforma y la empresa matriz Alphabet, por haber ignorado en múltiples ocasiones sus solicitudes de eliminar videos que utilizan su nombre para promover obsequios falsos de Bitcoin. En su denuncia, Wozniak comparó las rápidas acciones de Twitter, cuando la semana pasada ocurrió un ataque sin precedentes en el que decenas de cuentas de usuarios famosos como Elon Musk y Barack Obama, fueron hackeadas para promover una estafa de Bitcoin.

Wozniak demandó a YouTube junto con tras 17 personas, que también han sido afectadas por estos videos de Bitcoin, para que el sitio y Alphabet realicen acciones simples, como eliminar los videos y advertir al restos de los usuarios de la estafa, además de que buscan ser indemnizados por la compañía y daños punitivos, de acuerdo con Engadget.

“YouTube ha estado alojando, promocionando y beneficiándose directamente de estafas similares”, acusó Wozniak.

Las estafas de Bitcoin en YouTube, funcionan igual que en Twitter: con videos que utilizan la imagen de alguna persona reconocida como Steve Wozniak para promover la estafa y persuadir a los usuarios de caer en la trampa. “Cuando los usuarios transfieren su criptomoneda, en una transacción irreversible, no reciben nada”, explicó Wozniak en la demanda.

Tras el ataque a Twitter, Engadget escribe que Wozniak citó un tuit de la página, para informar que en YouTube ha sido víctima de estafadores en la plataforma y que sus peticiones han sido ignoradas.

 “Esto le sucedió a Elon Musk y a mí y a otros en YouTube recientemente”, escribió. “El problema de la reputación radica en el hecho de que después de un tiempo, muchos nos envían correos electrónicos en busca de su criptomoneda y [están] enojados con nosotros. El verdadero problema es que no hay una manera sólida de evitar que muchas de esas publicaciones aparezcan, incluso con una infracción obvia de derechos de autor, a través de algoritmos. Y con empresas como YouTube (Google) y Twitter, buena suerte para llegar a un humano”, escribió.