Microsoft lanzó una actualización de emergencia para deshabilitar Spectre

Ante la falta de competencia de Intel para evitar que las computadoras se reinicien, Microsoft ha tenido que tomar las riendas inesperadamente.

La vulnerabilidad de Spectre se ha convertido en el gran “coco de Intel. Y ante la falta de recursos de la compañía para solucionar el problema, Microsoft ha tenido que tomar otra vez la iniciativa y emitir una segunda actualización de seguridad, para tratar los problemas relacionados con las actualizaciones de firmware de Intel.

La semana pasada Intel advirtió que sus propias actualizaciones de seguridad tenían errores, provocando que algunos sistemas se reiniciaran de manera espontánea. Pero la compañía también ocultó una advertencia en sus últimos resultados financieros: las fallas en sus actualizaciones de firmware podrían llevar a la pérdida de datos o corrupción de los mismos.

Ante la advertencia de Intel, Microsoft ha decidido crear una actualización de software para Windows 7, Windows 8.1 y Windows 10, con la finalidad de deshabilitar la protección contra la variante Spectre 2. De esta forma, Microsoft asegura que la actualización evitará que las PC se reinicien. Microsoft también lanzó una nueva configuración de clave de registro para dispositivos afectados, permitiendo a los administradores desactivar o habilitar manualmente las protecciones de la variante Spectre 2.

Por su parte, Intel asegura que ha identificado los problemas detrás de los reinicios inesperados en los procesadores Broadwell y Haswell, y que ya se encuentra trabajando para lanzar una actualización que solucione los exploits sin provocar reinicios aleatorios y pérdidas de datos.

En cuanto a otros procesadores como Ivy Bridge, Sandy Bridge, Skylake y Kaby Lake, que también han sido afectados, Intel afirma que que se encuentra trabajando de manera activa en el desarrollo de soluciones.

fuente The Verge

temas